¡No te frustres!

Mascotas: trucos para solucionar el ladrido excesivo de tu perro

Muchos perros ladran constantemente, este comportamiento tiene diversas causas que deben ser entendidas para poder contener a tu fiel mascota.

El ladrido es una de las principales formas de comunicación de los perros. Al igual que los humanos, los perros tienen personalidades distintas, y algunas razas son más parlanchinas que otras. Los pastores alemanes, por ejemplo, suelen ser más vocales en comparación con los grandes daneses, por ejemplo. Sin embargo, el ladrido desmesurado generalmente indica que algo no anda bien con tu mascota.

Sentimientos negativos como inseguridad, miedo, frustración o aburrimiento, nuestros files compañeros peludos los demuestran ladrando. Es por esto que creer que el perro ladra para fastidiarnos y hacernos la vida imposible es un error. En lugar de eso, el ladrido podría ser una señal de que el perro está demandando algo que necesita.

image.png
Mascotas: trucos para solucionar el ladrido excesivo de tu perro

Mascotas: trucos para solucionar el ladrido excesivo de tu perro

Causas y soluciones para los ladridos excesivos

Para abordar este comportamiento, es esencial identificar la causa específica. Por ejemplo, un perro que ladra constantemente a otros perros o transeúntes podría estar mostrando inseguridad o miedo. En estos casos, la respuesta del dueño es crucial. Si el cuidador tensa la correa al acercarse otro perro, esto puede aumentar la inseguridad del animal. Este tipo de acciones del tutor puede desencadenar el pensamiento: “Mi humano está inseguro… será mejor que inicie un ladrido de defensa”. Por lo tanto, transmitir seguridad y confianza al perro puede ayudar a reducir estos ladridos.

La frustración y el aburrimiento también son causas comunes del ladrido excesivo. Los perros necesitan tanto ejercicio físico como mental. Paseos largos, juegos de pelota, y actividades de rastreo pueden ayudar a mantenerlos ocupados y menos propensos a ladrar sin motivo. Los deportes caninos como el agility o el dog dancing también son excelentes para perros con mucha energía.

Es fundamental evitar castigos, ya que estos no resuelven la causa del comportamiento y pueden incluso empeorarlo. El castigo nunca es recomendable ya que aunque puede interrumpir un comportamiento que nos disgusta, no le estamos enseñando lo que queremos que haga. En su lugar, se recomienda recompensar el comportamiento deseado.

Implementar estas estrategias con paciencia y consistencia puede ayudar a reducir los ladridos excesivos y mejorar la relación con tu mascota. Además, siempre es recomendable una revisión veterinaria para descartar problemas médicos que puedan estar causando que tu perro ladre sin parar./Zooplus.

Te Puede Interesar