Nutrición

Los frutos secos que protegen el corazón, entre otros beneficios

Incorporar un fruto seco, o varios, a tu dieta diaria, te ayudará a mantener tu corazón saludable y fortalece tu estructura ósea.

Las diversas variedades de fruto seco son frecuentemente recomendados por sus numerosos beneficios para la salud. Sin embargo, dos de ellos, las nueces y las almendras, se destacan especialmente por sus propiedades protectoras del corazón y su capacidad para fortalecer los huesos. Investigaciones recientes y la opinión de nutricionistas confirman su valor en una dieta saludable.

Un estudio del Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos (NIH) publicado en la revista Nutrition, Metabolism & Cardiovascular Diseases puso a las nueces en el centro de atención. Durante 20 años, se analizaron los hábitos dietéticos y el estado de salud de 3000 personas, revelando que el consumo diario de nueces puede reducir significativamente el riesgo de enfermedades cardiovasculares. “Se trata de un alimento que se destaca por el tipo de grasas que aporta, principalmente saludables y por aportar Omega 3, esencial para la prevención cardiovascular y la inflamación del organismo”, explica Mariana Patrón Farias, directora de Nutrim.

image.png
Los frutos secos que protegen el corazón, entre otros beneficios

Los frutos secos que protegen el corazón, entre otros beneficios

Por otro lado, las almendras no se quedan atrás en cuanto a beneficios para la salud. Según la Fundación Española del Corazón, el consumo regular de almendras contribuye a mejorar los perfiles de lípidos en sangre, reduciendo los niveles de colesterol LDL, el llamado colesterol "malo". Las almendras también son ricas en minerales como el calcio, esencial para la salud ósea. Un estudio de la Universidad de Pensilvania, publicado en la Journal of the American College of Nutrition, sugiere que las almendras pueden prevenir la osteoporosis al incrementar significativamente los niveles de calcio en la sangre.

Cómo incorporar un fruto seco, o varios, en la dieta diaria

Ambos frutos secos son versátiles y fáciles de incorporar en diversas comidas. Las nueces pueden consumirse solas o en ensaladas, mientras que las almendras pueden ser añadidas a yogures, ensaladas y platos de carne. Como medida general se sugiere consumir nueces al menos cinco veces por semana para maximizar sus beneficios. También advierte sobre la necesidad de protegerlas de la luz y el aire para evitar que se oxiden.

image.png
Los frutos secos que protegen el corazón, entre otros beneficios

Los frutos secos que protegen el corazón, entre otros beneficios

  • En desayunos y meriendas. Añadir nueces y almendras a yogur, avena o batidos. O bien comer un puñado como snack entre comidas.
  • Sumalas a las ensaladas. Podés espolvorear nueces o almendras trituradas sobre ensaladas para agregar un toque crujiente y nutritivo.
  • Platos principales. Usar almendras picadas para empanizar carnes o pescados. Incluso se las puede agregar en salsas o aderezos para pastas y verduras.
  • Repostería y postres. Incluir almendras o nueces en recetas de panes, muffins, galletas y tortas. También se las puede usar como topping en helados o pudines./Infobae.

Te Puede Interesar