miércoles 23 nov 2022
Proyecto de Ley

La DGE presentó su proyecto de Alfabetización: los detalles

Ya ingresó a la Legislatura el proyecto de ley de Alfabetización Escolar. En qué consiste el plan de la DGE y cómo aborda a los estudiantes de secundaria.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Florencia Rodriguez 6 de noviembre de 2022 - 06:59

Luego del fallido intento de modificar la Ley Provincial de Educación a través del borrador que envió a la Legislatura para su debate durante el 2020, en pandemia, la Dirección General de Escuelas (DGE), más precisamente su titular, José Thomas, decidió que iba a encarar el tema desde otra arista: el consenso. El funcionario admitió que no sería posible transformar todo el sistema- que incluso, las partes involucradas reconocen que necesita aggiornarse- antes del final de su gestión por lo que resolvió hacerlo por partes, es decir, buscando puntos de acuerdo, volcarlos en un texto y mandarlo a la Casa de las Leyes. Una de las temáticas en la que consiguió el visto bueno es en la Alfabetización Escolar, cuyo proyecto de ley ya ingresó a la Legislatura de Mendoza para comenzar su camino hacia la sanción con fuerza de ley.

En diálogo con Sitio Andino, José Thomas se refirió a la propuesta que no describió como “proyecto de ley” sino que la calificó como “Plan Estratégico” que espera que pueda aprobarse antes del final de este 2022 para consolidar, según sus palabras, el trabajo que viene realizando la DGE en los últimos 6 años.

“Primero y principal, esto es un Plan Estratégico de Alfabetización que se tiene que convertir en una política pública. He estado pensando mucho en el tema y llamarla Ley de Alfabetización puede parecer muy reduccionista, hace 200 años que enseñamos a leer. Lo que hemos presentado es este plan que Mendoza ya viene trabajando hace 6 años y que tiene mucho consenso en el sistema en cuanto a todo lo que se le ha ido sumando y corrigiendo”, comenzó a explicar el titular de la DGE.

“Queremos hacer una ley que consolide este plan estratégico de alfabetización porque creemos que vamos en un camino correcto pero tiene que ser una política de Estado, que no debe cambiar y debe establecer pilares básicos que la evidencia ha demostrado que son fundamentales porque entendemos que la alfabetización es la puerta de entrada al derecho a la educación, es la base: un alumno/a que no está bien alfabetizado en tiempo y en forma, difícilmente, pueda tener una trayectoria educativa exitosa, entonces, hay que consolidarla. También es importante que sea en el periodo de tiempo correcto porque, al final, todos/as los estudiantes leen mejor o peor pero lo que se intenta es que lean bien según los parámetros que consensuemos”, agregó.

Thomas enumeró los pilares que sostienen este plan: en primer lugar, considerarla una política prioritaria. Segundo, garantizarle los recursos y, tercero, la evaluación continua y el seguimiento nominal del alumnado. Luego, a partir de los resultados que arroje la última instancia, tomar decisiones para acompañar al estudiante hacia los niveles esperados, especialmente, en tercer grado.

“A veces, perdemos el foco en educación, hacemos muchas cosas y no enfatizamos en la alfabetización como piedra fundamental. Al decir que es un plan estratégico consensuado por todas las partes, es necesario asignarle recursos para ejecutarla y la evaluación permanente, a través de los censos de fluidez lectora. Esto nos permitirá ayudar a los chicos/as que tengan más dificultades en sus trayectorias”, señaló Thomas.

El proyecto presentado en la Legislatura, propone disponer, al menos, el 2% (dos por ciento) anual del Fondo de Financiamiento Educativo para afrontar las acciones necesarias para la implementación de este plan. Además, las evaluaciones continuarán siendo- salvo que se modifique durante su tratamiento- tres por año, la tercera enfocada en aquellos alumnos/as que no hayan mejorado en el periodo intermedio entre la primera medición y la segunda. Pero, ¿cuáles serán los grados a evaluar en fluidez lectora?

Jose Thomas.jpg
Thomas se refirió al paro convocado por SUTE y señaló que es una medida

Thomas se refirió al paro convocado por SUTE y señaló que es una medida "fuera de lugar para la época".

“Tomamos a tercer grado porque es el momento en el que ya deben estar alfabetizados. Por eso, este plan propone una metodología basada en la evidencia, con mucha formación docente y los recursos que hagan falta: para llegar a tercero, ver cómo están los estudiantes y quienes estén por debajo del nivel esperado, reciban remediales para lograr en ese año el nivel correspondiente a ese ciclo para que lleguen al segundo ciclo fortalecidos y así puedan transitarlo bien”, explicó el titular de la DGE.

Y agregó: “Luego, en sexto grado, no sólo evaluar la fluidez sino también la comprensión lectora y con ese segundo censo, tomar políticas para que cuando egresen de la primaria tengan el nivel adecuado de lectura y comprensión de textos. Entonces, seguirían siendo tres censos por año. No es la única herramienta, hoy, la extensión horaria en tercer grado, está abocada en su totalidad a la alfabetización y ese es un recurso que no hay que perderlo in modificarlo. Estamos consolidando una forma de trabajo. Los planes estratégicos son planes vivos, se le suman cosas pero no cambia la visión que es priorizar la alfabetización, que apunte a disminuir la brecha y que todos lleguen a las trayectorias escolares esperadas en tiempo y en forma”.

Y, ¿el nivel secundario?

“Los estudiantes que se encuentren en la secundaria y no tengan los niveles indicados para séptimo grado, tendrán intervenciones pedagógicas individuales hasta alcanzarlos. Este artículo es muy bueno porque no abandona al estudiante, se lo sigue acompañando. Ahora, ese punto debería quedar en desuso en unos 5 años porque esto es algo de la primaria: lo que queremos lograr es que no ocurra más que los adolescentes lleguen a la secundaria sin comprensión lectora, necesaria para atravesarla, que sabemos perfectamente que hoy sucede. Entonces, si este plan funciona bien como lo viene haciendo, en 5 años, ese artículo debería estar desestimado”, cerró Thomas.

Te Puede Interesar