En la huerta o en maceta

Jardinería: los mejores trucos para cultivar perejil

Cultivar perejil en el jardín de casa es sencillo y gratificante. Esta planta aromática es ideal para dar un toque especial a tus platos.

Cultivar perejil (Petroselinum sativum) es una tarea accesible para cualquier persona con algunas nociones de jardinería. Ya sea en un huerto o en una maceta en el balcón, esta planta aromática es muy fácil de cultivar y pronto tendrás un ingrediente esencial para tu cocinas. Con algunos cuidados básicos, puedes disfrutar de sus frescas hojas durante todo el año.

Para comenzar a cultivar perejil, se recomienda remojar las semillas en agua un día antes de la siembra, ya que pueden tardar entre 15 días y un mes en germinar. La siembra puede hacerse directamente en el suelo o en macetas y jardineras. En el caso de utilizar semilleros, estos pueden prepararse en bandejas de alveolos o envases reutilizados. La mejor época para sembrar es en primavera y otoño, cuando la temperatura ronda los 15°C, ideal para la germinación.

image.png
Jardinería: los mejores trucos para cultivar perejil

Jardinería: los mejores trucos para cultivar perejil

Distribuye las semillas sobre la superficie de la tierra de tu huerta o jardín y cúbrelas con una fina capa de sustrato. Luego, riega generosamente utilizando un pulverizador para mantener la humedad necesaria. Es importante mantener el sustrato ligeramente húmedo, evitando el exceso de agua que podría encharcar las semillas. La opción de comprar plantas ya germinadas también es válida para quienes prefieren evitar los cuidados iniciales.

Variedades, cuidados y cosecha del perejil

Existen diversas variedades de perejil que se pueden cultivar en la huerta o en maceta: el perejil común de hojas lisas, el gigante de Italia con hojas grandes y muy aromáticas, y el perejil rizado, conocido por su uso decorativo y sabor más suave. Independientemente de la variedad elegida, el perejil se adapta bien a suelos sueltos y bien abonados. Si el suelo es muy arcilloso, se recomienda mejorarlo con estiércol o compost.

La ubicación ideal para el perejil es aquella que reciba buena cantidad de sol o sombra parcial. Es una planta con muy pocos requerimientos y tolera bien los suelos pobres y encharcados, aunque con algunos cuidados siempre se desarrollará mejor. Durante el verano, es importante proteger la planta de la intensidad del sol, y en invierno, mantenerla a cubierto de las bajas temperaturas.

En cuanto al riego, el perejil prefiere un sustrato húmedo pero no encharcado. Riega con frecuencia para evitar que la tierra se seque por completo. La planta es bianual, lo que significa que puedes cosechar sus hojas durante los primeros dos años antes de que inicie su proceso reproductivo y muera.

La cosecha del perejil se puede realizar de dos maneras: cortando la mata entera a ras de suelo o recolectando las hojas exteriores a medida que se necesiten. En ambos casos, la planta rebrotará y seguirá produciendo hojas frescas. Debido a que la cosecha se puede hacer todo el tiempo, no requerirá de poda./Planeta huerto.

Te Puede Interesar