martes 2 ago 2022
Preocupa la edad de inicio de consumo

En Mendoza, la cocaína es la 4ta droga más consumida

Argentina es uno de los países donde más creció el consumo de cocaína en Latinoamérica y Mendoza se alinea en la misma tendencia.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Florencia Rodriguez 3 de julio de 2022 - 08:29

Según el Informe Mundial sobre Drogas de 2022, publicado por la ONU, Argentina es uno de los países donde más creció el consumo de cocaína en Latinoamérica junto con Uruguay y Chile. En Mendoza, esta sustancia es la cuarta más consumida y la baja en la edad de inicio de consumo sigue siendo la principal preocupación de los profesionales de la salud y autoridades sanitarias de la provincia.

Fue la Oficina de las Naciones Unidas para la Droga y el Delito (ONUDD), la que difundió los datos aunque en el caso de Argentina, la información pertenece a un relevamiento del 2017 por lo que el comportamiento del consumo de cocaína en estos últimos años recién será reflejado en el 2023 cuando se publiquen los resultados de dos relevamientos que se están realizando actualmente en Argentina y del que, por supuesto, también participa Mendoza.

“Por ahora, contamos con los datos del 2017 y lo que sabemos es que la tendencia que tiene Mendoza está alineada con la nacional. En la provincia, la cocaína se encuentra en el 4to lugar entre el consumo de sustancias. Al primer lugar lo ocupa el alcohol; al segundo, el tabaco; al tercero, la marihuana y en el cuarto, la cocaína”, expresó Marta Hintuchi, Coordinadora del Plan Provincial de Adicciones de la Dirección General de Salud Mental y Adicciones.

“Lo que más nos preocupa en relación a las estadísticas y a la percepción que tenemos desde los centros preventivos que tenemos (en Mendoza hay 9) es la baja en la edad de inicio del consumo de sustancias que, en general, se da a los 12 años y el aumento en el consumo que observamos, por ejemplo, con la cocaína que, en otras décadas, ha sido más consumida por clases sociales más altas y actualmente aparece con más frecuencia en todos los estratos sociales”, agregó la licenciada.

En Mendoza la cocaína es la cuarta droga más consumida

Por su parte, Sergio Saracco, presidente de la Asociación Toxicológica Argentina (ATA), explicó los efectos de la cocaína en el organismo al tiempo que resaltó la importancia de la prevención, más aún, teniendo en cuenta que cada vez son más jóvenes las personas que comienzan a consumir algún tipo de droga.

“Es una droga estimulante. Entonces, actúa sobre los neurotransmisores de la dopamina y la serotonina. Libera grandes cantidades de adrenalina, esto genera rigidez muscular, elevación de la frecuencia cardiaca y de la presión arterial. Puede producir temblores por estos altos niveles de adrenalina que pueden desencadenar una arritmia cardíaca, una hipertensión arterial y la destrucción del músculo”, señaló.

“Por la fuerte contractura que genera, se dañan los músculos y se libera mioglobina que se acumula en los riñones, y puede producir así una insuficiencia renal. A veces, vemos un paciente que estaba en tratamiento para dejar y regresa a la consulta comentando que su orina es color té, oscura, eso es músculo, significa que ha vuelto a consumir y está dañando sus músculos, como el corazón, por ejemplo”, agregó el profesional.

Saracco indicó que la cocaína, además, disminuye el apetito, afecta el sueño por lo que produce trastornos en el descanso con todas sus consecuencias. “Estos son efectos crónicos pero hay otros, por ejemplo, el consumo de esta droga acelera la ateroesclerosis de los vasos sanguíneos y esto lo vemos en pacientes jóvenes lo que también es muy preocupante”, dijo.

“En resumen, podríamos decir en este último caso que la cocaína también favorece la adhesión de las plaquetas- presentes en la sangre- y forman coágulos. Entonces, con vasos sanguíneos más estrechos por la ateroesclerosis y este efecto que se adhieren las plaquetas se forman trombosis que se traducen en infarto agudo de miocardio o en Accidente Cerebro Vasculares (ACV). Por estos motivos, todas las campañas deben apuntar a la prevención, tener en cuenta que a los 11, 12 años, el cerebro es más permeable por lo que las adicciones se generan con mayor facilidad y causan severos daños a una temprana edad y con consecuencias irreparables o, incluso, con la muerte en personas jóvenes ”, cerró el especialista.

Te Puede Interesar