Efemérides

Día del Cartero: por qué se celebra hoy, 14 de septiembre

En Argentina, cada 14 de septiembre se conmemora el Día del Cartero. Conocé el origen de esta celebración.

Cada 14 de septiembre se celebra el Día del Cartero y la Cartera en Argentina. Esta fecha recuerda el día en que Bruno Ramírez, el primer cartero oficial designado en Buenos Aires, tomó posesión de su cargo un 14 de septiembre de 1771.

Así, Ramírez comenzó a ejercer un oficio que no existía en la Gobernación del Río de la Plata -el Virreinato vendría en 1776-, el cual consistía en la entrega de misivas o cartas en los domicilios de la ciudad de Buenos Aires. Desde el siglo XVIII, los carteros cumplen en nuestro país un servicio indispensable para la sociedad.

cartero, correo.jpg
14 de septiembre: Día del Cartero en Argentina.

14 de septiembre: Día del Cartero en Argentina.

Cómo surgió el oficio del cartero en Argentina

En 1767, cuando llegó a Buenos Aires el primer navío postal, el español Domingo Basavilbaso fue nombrado Administrador de los Correos Terrestres y Marítimos, “para mejor servicio del rey” y el Correo de Buenos Aires comenzó a funcionar en su casa de la que en la actualidad es la calle Perú, en el centro del la Ciudad.

Don Domingo era un comerciante emprendedor y afortunado. Poseía en la calle Perú, entre Alsina y Moreno, una de las pocas casas de dos pisos de la ciudad, con un mirador de vidrios de colores, un aljibe, caballerizas, cocheras y depósitos, todos lujos extraordinarios que asombraban a la gente.

Ese fue el primer edificio en el que funcionó el correo local y a partir de entonces, tres veces por año al principio y seis veces más tarde, salía de Buenos Aires un hombre a caballo hacia Chile, otro hacia el Perú y poco después, otro hacia el Paraguay.

En 1771, Basavilbaso implantó el servicio de carteros para llevar la correspondencia a los domicilios particulares de los vecinos de Buenos Aires y el 14 de septiembre de ese mismo año, nombró primer cartero a un sevillano, llamado Bruno Ramírez, que ejerció su cargo durante un año y después se volvió a España.

Ramírez no cobraba un sueldo, pero recibía medio real por cada carta o cada dos cartas entregadas a la misma persona. Para hacer más atractivo el cargo su sucesor tuvo una asignación de diez pesos. Los carteros recién tuvieron uniforme a partir de 1826, cuando así lo dispuso Bernardino Rivadavia.

Con información de TN.

Te Puede Interesar