Entrevista

"Valoro la mirada de Cristina pero no pensamos igual en algunas cosas"

El presidente Alberto Fernández se refirió a la relación política que mantiene con su vicepresidenta, Cristina Fernández.

El presidente Alberto Fernández habló de su relación de tensión con Cristina Fernández, a la vez que reiteró su respaldo luego de la condena que recibió la vicepresidenta en la causa por la Obra Pública y dijo que ella "sabe que cuenta" con el mandatario "humanamente e incondicionalmente".

"A Cristina le guardo un cariño sincero y, en las circunstancias que ella está viviendo, sabe que cuenta conmigo incondicionalmente. Cuando digo esto, quiero dejar en claro, ella cuenta conmigo humanamente e incondicionalmente", señaló en una entrevista a Perfil Fernández, quien, a pesar sus dichos, insistió en aclarar que la relación entre ambos sufrió momentos de tensión enmarcados por debates internos.

El Presidente se encargó de desestimar las acusaciones que lo tildan de haber sido "un títere" de la ex mandataria al subrayar que fue el encargado de tomar las decisiones cuando hubo que hacerlo.

"Soy alguien que quiere y respeta mucho a Cristina Fernández, pero soy Alberto Fernández. Tengo mis propias miradas, mis propias visiones, valoro mucho las miradas de Cristina, las respeto por sobre todas las cosas, pero, necesariamente, no pensamos igual en algunas cosas. En este tiempo el Presidente soy yo y el que tiene que tomar las decisiones soy yo", afirmó el jefe de Estado.

En la misma línea, amplió: "Muchos medios instalaron, desde el primer día, que Cristina iba a hacer de mí un títere. No es que Cristina lo intentó y le salió mal. Siempre me ha respetado en ese sentido, lo que pasa es que hubo momentos, con la dinámica vertiginosa que vivimos en estos tres años, en donde nos descubrimos con miradas diferentes y ahí predominó mi decisión, no la de ella. Muchas veces también predominó la de ella, porque tuve la certeza o la convicción de que ella tenía razón, que no tenía razón yo".

En torno a la situación de Frente de Todos en la actualidad, el Presidente reveló que convergen miradas y se mostró respetuoso de las opiniones del diputado Máximo Kirchner, uno de los más críticos a su gestión.

"Cristina está enojada por decisiones que tomo. Debe ser que no tomo las decisiones que quiere y es muy posible que eso genere algún grado de distanciamiento", explicó.

Asimismo, planteó: "Tiene una mirada distinta y la respeto, como respeto la mirada distinta de Máximo. La respeto, pero tengo otra obligación. Tengo que gobernar este país".

Luego de que el Tribunal Federal Oral N°2 condenara a Cristina Kirchner a seis años de prisión y la inhabilitación de por vida a ejercer cargos públicos, el mandatario reafirmó la inocencia de la vicepresidenta y se mostró en sintonía con lo expuesto por ella durante las "últimas palabras".

"La realidad se parece mucho a lo que dice Cristina. Vi cómo eran los jueces antes y veo lo que son los jueces ahora, y la verdad es que veo un proceso de decadencia profunda, enorme", sostuvo.

Por último, culpó a Juntos por el Cambio del estancamiento en el Congreso que sufrió el proyecto de Reforma Judicial que presentó tras alegar que sacan rédito la de dinámica actual de la justicia.

"Los que se benefician con esos jueces son la gente de Cambiemos, no los quieren tocar. Esta Justicia le sirve a Cambiemos", expresó, y concluyó: "En el Senado salió la reforma, se aprobó, no se aprobó en Diputados. En Diputados no se pudo aprobar nunca porque Cambiemos se puso firme en no tocar a estos jueces. Ni siquiera los tocaba, porque la reforma no les quitaba la condición de jueces". Fuente: NA

Te Puede Interesar