Análisis

Milei y un discurso sin registro de Presidente

El primer discurso público de Javier Milei mantuvo el registro de campaña, datos erróneos, exageraciones y ningún anuncio concreto.

Por Marcelo López Álvarez

Un nuevo tiempo comenzó en la Argentina, ¿cuál será la profundidad de los cambios de esta nueva etapa? ¿serán perdurables en el tiempo? ¿nace un nuevo país? La respuesta no está solo en manos de Javier Milei. La concurrencia de factores es infinita y la habilidad de administrarlos es una de las grandes dudas de estas horas.

El camino a transitar es demasiado largo y el daño autoinfligido que se puede generar el propio gobierno (al igual que pasó con el de Alberto Fernández) es enorme. Ayer si bien fue el primer día fue una muestra clara.

Desde el hecho de ignorar a los legisladores hasta su discurso, que tuvo el mismo tono que las apariciones en el programa de Alejandro Fantino, y la misteriosa jura de los ministros parecen una sucesión de errores, ni siquiera propios de un novato.

La imagen con la que llega Javier Milei es altísima y un fuerte apoyo al ajuste (62 % según un trabajo terminado el viernes por Timerman/Vilker) . Pero cuando a esos mismos encuestados se les pregunta si ellos tienen que entrar en el ajuste sólo uno de cada cuatro contesta positivamente. La explicación no es compleja, el electorado de Milei y quienes tienen una imagen positiva de él, creen que el ajuste lo pagará( o debería pagarlo) la política. Cosa que ya hemos advertido hasta el cansancio es impracticable por el tamaño recorte que se pretende realizar y el propio Presidente lo confirmó en su discurso.

Las primeras palabras de Milei, como dijimos fueron una presentación en un estudio de televisión en campaña; llenas de datos falsos o incorrectos, amenazas y definiciones que dan, por lo menos, pudor en boca de un “economista”.

Cada dato, desde educación a accidentes viales, pasando por inflación, inseguridad, pandemia, etc fueron tomados de las sandeces que publican sus seguidores en redes sociales. Que un presidente con título universitario en Economía no sepa la afectación al sector privado de los recortes salvajes del sector público no es creíble, por lo que solo hay dos opciones: o sigue en campaña o se olvidó de todo lo que le enseñaron.

image.png
El primer discurso de Javier Milei no perdió las generalidades y falsedades de la campaña. Hoy comienza el gobierno formal.

El primer discurso de Javier Milei no perdió las generalidades y falsedades de la campaña. Hoy comienza el gobierno formal.

En serio cree el Presidente que si corta toda la obra pública, congela salarios, suspende transferencias a las provincias, etc, etc el sector privado y la economía seguirán funcionando como si nada. No es creíble.

Dejemos el beneficio de la duda y que solo es una estrategia política comunicacional para justificar las medidas por tomar. Medidas de las cuales, pese a lo que se esperaba, el presidente no adelantó una sola más allá de las mismas generalidades que expresó durante la campaña.

Al mediodía se especulaba con una conferencia de Luis Caputo a los 8 de la mañana, sin embargo, al cierre de esta nota la conferencia quedaba a cargo del vocero presidencial, Manuel Adorni, que, si bien es economista de profesión, no debería dar precisiones que corresponden, es este estado de situación, al Ministro de Economía o al propio Presidente.

Los próximos días serán de acostumbrarse a idas y venidas, por ejemplo, entre las primeras tres actividades de esta mañana por parte del Presidente está la reunión bilateral con el vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional, Wu Weihua, que llegó a la asunción en representación del premier Xi Jinping.

Por ahora lo único que parece algo claro después de los trazos gruesos que detalló el Presidente es que estamos frente a un ajuste neoliberal clásico y que nos acercamos a una nueva experiencia de ese estilo (la quinta en la Argentina) y nada de innovador liberal libertario como se planteó en la campaña y el día del triunfo electoral.

Arriesgar sobre posibles medidas a escasas horas de que se anuncien no parece prudente en una economía en crisis pero contradictoria, como ya hemos explicado con números oficiales en varias ocasiones.

El primer día de Javier Milei dejó más para redes sociales, memes, elucubraciones y sorpresas por el grado de improvisación, que para análisis serio.

El primer día hábil será otra historia, se comenzará a evaluar verdaderamente la magnitud del ajuste y la respuesta de la sociedad civil. Si bien las primeras medidas económicas no se anunciarían hoy sino (en principio) el miércoles ya que falta designar funcionarios entre otros "pequeños" detalles.

Siempre es bueno recordar que el límite del ajuste es la paciencia de los ajustados.

Te Puede Interesar