Crisis económica

Los indicadores de la economía desmienten a Javier Milei

Javier Milei habla de una economía en recuperación, sin embargo todos los datos lo desmienten categóricamente.

Por Marcelo López Álvarez

Después de cuatro días de inactividad, los mercados, en su vuelta a la acción, parecen no creer demasiado en los indicadores de la economía de los que se jacta el presidente Javier Milei.

Quizás a los mercados les cueste creer en esos indicadores porque no existen o están totalmente tergiversados por el Presidente cada vez que los menciona en sus exposiciones internacionales o en las notas pseudo periodísticas. Ambas formas de aparición pública del mandatario tienen exactamente el mismo formato: son siempre entre amigos o favorecedores.

Ayer, tanto en su exposición en Praga como en la comunicación telefónica con Radio Mitre, volvió sobre sus mismos pasos y palabras. Números ficcionales y culpas de terceros para explicar una economía que no existe; o mejor dicho, solo existe en su imaginación.

El arranque de la semana le dio un baño de realidad a un gobierno que no encuentra el norte en materia de acumulación de reservas y deja en manos de Dios (como confesó ayer el Presidente) el anunciado, hasta el cansancio, levantamiento de las restricciones cambiarias, situación que ya se está volviendo contraproducente de tanto agitarla sin hacerla realidad.

Por más que Javier Milei lo niegue, el Fondo exige devaluación, el Central no logra acumular reservas -lo que lo pone ante una situación problemática para la segunda parte del año- y el “maravilloso” superávit fiscal es obtenido en base a acumular deuda con distintos organismos y el sector privado.

Ese es el verdadero contexto donde el dólar rompió en todas sus formas los 1.300 pesos y los bonos argentinos y las acciones de las empresas nacionales caen mientras el riesgo país sube.

Sin embargo, para el Presidente todo se reduce a que “los imbéciles creen que el tipo de cambio está atrasado”.

Javier Milei y un festejo sin marco real

Fronteras adentro, el festejo del presidente y sus empleados en redes, del supuesto 0 de inflación en una semana del mes apenas sobrevive minutos antes de quedar absolutamente descolocado.

El INDEC dio a conocer la desocupación del primer trimestre que llegó al 7,7%, dos puntos más que el último trimestre de 2023, mientras que la subocupación ya supera los dos dígitos, ubicándose en 10.2%

image.png
La desocupación en los primeros tres meses de Gobierno de Javier Milei creció 2 puntos.

La desocupación en los primeros tres meses de Gobierno de Javier Milei creció 2 puntos.

Números que los analistas y las estadísticas de organismos oficiales muestran en crecimiento en el segundo trimestre

Los números de empleo son consistentes con la caída de la economía que también informó ayer el organismo estadístico. La economía en términos de PBI se desplomó en el mismo periodo 5.1% respecto al primer trimestre de 2023, transformándose en la contracción más severa de la economía desde 2019, cuando la actividad económica sentía los cimbronazos de las corridas que terminaron con la devaluación y marcaron el camino hacia el acuerdo del gobierno de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional.

La recesión fuerte del primer trimestre de Javier Milei es explicada por las caídas de la construcción, la industria manufacturera y el comercio.

La inversión privada fue el componente de la demanda del PBI más castigado, con un desplome del 23,4% interanual, en tanto que el consumo anotó una caída del 6.7%.

image.png
La caída del PBI es consistente con todo lo que viene realizando el gobierno de Javier Milei.

La caída del PBI es consistente con todo lo que viene realizando el gobierno de Javier Milei.

Hoy las comisiones de Diputados deberían dar dictamen para que el próximo jueves se intente, por fin, aprobar la Ley Bases (o algo parecido) junto al paquete fiscal. En este escenario el Gobierno necesita como agua en el desierto que la cámara baja apruebe la Ley, o lo que queda de ella.

Te Puede Interesar