se fugó antes de ser juzgado

Recompensa para detener a conductor que mató a padre e hija

Adrián Ocampo está acusado de matar a un padre y a su hija al chocar manejando ebrio y en contramano. Ahora ofrecen recompensa de $1.350.000.

El Ministerio de Seguridad ofrece una recompensa de $1.350.000 para quien aporte datos que sirvan para encontrar y detener a Adrián Ocampo Cazón (47), el hombre que manejando ebrio y en contramano por el Acceso Este mató a padre e hija, en tanto que luego, se fugó antes de ser juzgado en un juicio.

La causa que investigaba a Ocampo fue una de las primeras en nuestra provincia que se calificó como homicidio simple con dolo eventual. Por esto y al ser dos las víctimas fatales, el hombre arriesgaba una condena de hasta 50 años de cárcel, pero tras recibir un beneficio de una jueza, se fugó.

Según la reconstrucción de los hechos, Ocampo manejaba su Renault 19 cuando se detuvo a cargar nafta y luego, sorpresivamente, siguió su camino en contramano por el Acceso Este.

accidente-acceso-este.webp
Así quedó el auto en el que viajaban las víctimas fatales. La recompensa es de $1.350.000

Así quedó el auto en el que viajaban las víctimas fatales. La recompensa es de $1.350.000

Así manejó unos 400 metros hasta chocar, a metros del cruce con Ruta 50, con un Peugeot 450 azul en el que viajaban las víctimas fatales.

Las pericias demostraron que Ocampo manejaba con un avanzado estado de alcoholemia, por lo que fue imputado por un hecho doloso. Sin embargo, allí comenzó una batalla legal que tuvo un sinfín de planteos.

En abril de ese año la jueza Alejandra Mauricio ordenó la liberación del acusado. En julio, con nuevas pruebas, la justicia volvió a ordenar la detención de Ocampo, pero semanas después, otra vez un juez -en este caso Ariel Spektor, subrogando a Alejandra Mauricio- libera al acusado.

En la resolución, el magistrado afirmó que “no había riesgo de fuga”, pero nada de esto se cumplió.

Ya en el 2014 y a meses de ser juzgado como autor de un doble homicidio simple con dolo eventual, Ocampo desapareció junto a su familia. El hombre vivía en Luján y de un momento a otro no se supo más nada de él.

Ahora, mediante recompensa, la justicia intenta dar con el sospechoso.

Te Puede Interesar