homicidio en godoy cruz

Juicio: mató de una puñalada y le dieron 8 años de cárcel

La justicia declaró culpable a Nahuel "Lobito" Henríquez y lo condenó como autor de un homicidio simple. El juicio se realizó en el Polo Judicial.

La justicia dio por concluido este miércoles un nuevo juicio y condenó a 8 años de cárcel a Nahuel Enzo “Lobito” Henríquez, un hombre que está detenido por el homicidio de Gustavo “Gordo” Ibañez, ultimado de una puñalada en Godoy Cruz en noviembre del 2020.

Hernández recibió la pena este miércoles luego de un juicio que se extendió por varias jornadas y que tuvo una decisión de los jueces contradictoria, en parte, a lo solicitado por las partes.

Es que el representante del Ministerio Público Fiscal, Gustavo Pirrello, había solicitado una pena de 12 años y 8 meses para el “Lobito” como autor de un homicidio simple, en tanto que la defensa, en manos de Carlos Moyano, requirió la absolución.

Sin embargo, el juez Mauricio Juan aceptó en parte lo solicitado por el fiscal pero aplicó la pena mínima posible para ese tipo de delitos.

polo judicial, inauguraci
El juicio se desarrolló en el Polo Judicial.

El juicio se desarrolló en el Polo Judicial.

El homicidio de Ibañez ocurrió el 27 de noviembre del 2020 en la calle Juncal al 1800 de Godoy Cruz.

En una casa de esa cuadra hubo una reunión de la que participaron varias personas y en la que había bebidas alcohólicas.

Según testigos, en un momento se originó una discusión porque algunos de esos individuos no querían compartir una cerveza.

La disputa fue subiendo de tono y el “Lobito” peleó con el “Gordo” Ibañez. De acuerdo a la reconstrucción de los hechos que se realizó en el juicio, tras esto el “Lobito” fue hasta al parripollo de su hermano, ubicado cerca de ese lugar y regresó a la escena con un cuchillo de carnicero.

Con ese elemento atacó a Ibañez y le aplicó una puñalada en el omóplato izquierdo, herida que le provocó la muerte a la víctima en cuestión de minutos.

Con el testimonio de testigos y otras medidas, la policía aprehendió en primera instancia a un sujeto apodado “Zapatito”, aunque también “registró” la casa del “Lobito”. Esto porque otros testigos lo señalaban como responsable.

Fue así que finalmente las pruebas demostraron que el primer detenido no tenía vinculación con el homicidio y la causa se centró en Henríquez, quien fue detenido e imputado. En tanto que luego fue sometido a juicio.

De esta forma, tras un debate realizado en el Polo Judicial, la justicia lo declaró culpable de un homicidio simple.

Te Puede Interesar