acusan a choferes de la comuna

Escándalo en Junín por robo de combustible: siete imputados

La denuncia de un senador destapó un caso de robo de combustible de vehículos oficiales de la Municipalidad de Junín.

Por Pablo Segura

La causa que investiga el robo de combustible en vehículos oficiales de la Municipalidad de Junín se agiganta a cada día y ya son 7 los imputados, todos ellos choferes de la comuna.

Durante esta semana el fiscal Héctor Rosas citó a los 7 choferes que fueron identificados y los notificó de la imputación por administración fraudulenta en perjuicio del estado. Todos se abstuvieron de declarar y permanecen en libertad -por ser un delito excarcelable-.

Robo de combustible en Junín

La causa se inició en febrero luego de una denuncia que radicó, en forma online, el senador David Saez (UCR), quien puso al tanto de la justicia las maniobras delictivas que se estaban realizando en los vehículos oficiales de la Municipalidad de Junín.

El fiscal mencionado y su equipo de trabajo comenzaron a realizar las medidas correspondientes, entre ellas, algunas intervenciones telefónicas. Así se determinó que algunos camiones gastaban cientos de litros más de combustible que otros.

En los últimos meses las medidas se incrementaron y se detectó que ese exceso de gasto era justamente un robo, es decir, que alguien extraía el combustible de los vehículos.

Por estos días, la justicia intenta determinar si ese fluido era vendido o bien utilizado en otro coche, posiblemente de los sospechosos.

Lo cierto es que, con todo este material recolectado durante meses, la justicia realizó en las últimas semanas al menos 10 allanamientos, secuestrando decenas de celulares y computadoras. Estos aparatos están siendo peritados y se cree que del análisis pueden surgir pruebas de relevancia.

Tras estos procedimientos, se oficializó la imputación contra siete empleados de la comuna, todos choferes y trabajadores del sector de talleres del municipio. Ahora la pesquisa apunta a los jefes de área y funcionarios a cargo de estos sectores.

“Podría haber al menos tres imputados más”, afirmaron fuentes judiciales ligadas a la causa.

Mientras tanto, la Municipalidad de Junín inició un sumario administrativo para investigar, internamente, el ardid. El objetivo es determinar cómo se perpetraba el robo y si hubo empleados que omitieron denunciar las maniobras.

Además, se intentará calcular el perjuicio que le generó el ilícito a la comuna, el cual se calcula que puede superar los $20 millones mensuales. Desde la justicia esperan ese informe para sumarlo al expediente.

Te Puede Interesar