caso felipe villca

Detienen a los supuestos autores del homicidio de un finquero en Maipú

Los tres sospechosos cayeron luego de que activaran uno de los celulares robados en el asesinato. Serán imputados por homicidio criminis causa.

Tras una serie de allanamientos, la División de Homicidios capturó a tres sujetos que estaban seriamente complicados en el expediente que investiga la fiscal Andrea Lazo.

Los sospechosos fueron identificados como Facundo Sepúlveda, su padre Bautista Florindo, conocido como “Beto” y Luis Alberto “Chamu” Oliva. Todos serán imputados por homicidio criminis causa y serán trasladados a la penitenciaría provincial.

Según informaron fuentes policiales, los acusados fueron detenidos, en gran parte, gracias al trabajo que se realizó sobre uno de los celulares sustraídos durante el homicidio.

Es que ese teléfono comenzó a utilizarse nuevamente, aunque con otro número. Los detectives realizaron las tareas investigativas correspondientes y encontraron el aparato, el cual lo tenía una mujer.

Esa fémina afirmó que había comprado el dispositivo recientemente y dio detalles de sus vendedores. Con esa importante información, los sabuesos identificaron a los tres sospechosos y pidieron allanamientos para detenerlos.

Fue así que en las últimas horas la policía realizó una serie de allanamientos en zona del Divisadero de San Martín y también en San Roque, Maipú.

Además de las detenciones, los pesquisas encontraron objetos clave para la causa. Es que en los hogares requisados hallaron un par de zapatillas que coinciden con los rastros levantados en la escena del homicidio, cuatro celulares, un Chevrolet Agile utilizado por los asesinos para escapar de la casa y varias municiones.

Lejos de estar finalizada la causa, la policía continúa investigando la posible participación de un cuarto delincuente. No obstante, por el momento ese individuo no ha sido identificado, confirmaron fuentes judiciales.

Felipe Villca fue asesinado a golpes durante un asalto en su finca de Ruta 20, en San Roque, Maipú.

Según la reconstrucción de los hechos, un grupo de delincuentes irrumpió en el lugar y con mucha violencia atacaron a Villca y sus hijos menores para robarle dinero, ropa, calzados, colchones, celulares y objetos de valor.

Todos los materiales fueron cargados en una camioneta Mercedes Benz Sprinter de la víctima, en la que escaparon junto al otro auto mencionado. El primero de estos rodados fue abandonado luego en un descampado de la zona del Divisadero, en San Martín.

Te Puede Interesar