Crimen de César Martínez

Cayó el segundo mendocino acusado por un crimen en Jujuy

Sebastián Estrella Suárez (42) es mendocino y estaba oculto en la casa de su pareja en el barrio Soberanía Argentina de Maipú. Buscado por matar en un asalto.

Por Hernán Adrover

Luego de diferentes medidas y un allanamiento realizado este lunes en el departamento de Maipú, los policías de la División Homicidios detuvieron a un mendocino que era buscado por un crimen ocurrido durante un robo en la provincia de Jujuy. El sospechoso, Diego Sebastián Estrella Suárez (42), tenía pedido de captura por el asesinato de César Javier Martínez (31). Por el hecho ya está detenido otro coterráneo, Lucas Matías Méndez (35), alias "Gringo". Hace unos días, un tercer cómplice escapó del Polo Judicial y continúa prófugo.

Los policías de Investigaciones de Jujuy llegaron en los últimos días a Mendoza con el fin de capturar a los dos prófugos que quedan en la causa calificada como homicidio criminis causa por la Delegación Fiscal de Investigaciones Complejas de Jujuy. La intención era detener a los dos mendocinos que están vinculados al homicidio de César Martínez, el empleado de una distribuidora que fue ultimado de un disparo en la cabeza en el barrio San Pedrito de Jujuy, hecho ocurrido el sábado 19 de noviembre.

Este lunes, los policías de la División Homicidios realizaron diferentes medidas de seguimiento para dar con el paradero de Diego Sebastián Estrella. Los efectivos montaron una consigna en inmediaciones de una casa del barrio Soberanía Argentina de Maipú.

En un momento, el señalado acusado salió de la vivienda y lo redujeron de inmediato. Según explicaron, en ese domicilio vive su pareja y se estaba ocultando allí. Una vez que lo redujeron, por orden de las autoridades judiciales, lo trasladaron y alojaron en la Comisaría 47ª, a disposición de las autoridades de la Oficina Fiscal Nº15.

Con esta captura ya son los tres implicados que tiene la causa que es investigada por el fiscal jujeño Diego Cussel, quien los acusó por un homicidio criminis causa. Lucas Matías Méndez, Diego Sebastián Estrella y una mujer santiagueña y "tarotista, Elsa López (42).

Ahora resta detener al último mendocino, Emiliano Varas.

El homicidio en Jujuy

El hecho por el cual son investigados ocurrió el sábado 19 de noviembre cuando tres sujetos (los acusados identificados) se dirigieron con intenciones de robo a la distribuidora de lácteos Almirante Brown de calle Puya Puya.

El "Gringo", el primer detenido, estaba disfrazado con tacos y peluca de mujer y, junto a los cómplices, asaltaron a unos tres empleados que se resistieron al ataque. Méndez, según la reconstrucción, fue quien le disparó en la cabeza a César Martínez, quien murió al día siguiente por la gravedad de la herida. También baleó en las piernas a otro trabajador.

La banda, que tenían el golpe planificado, tenía el dato y las intenciones de robar unos 13.000.000 de pesos que estaban allí. Sin embargo, ese dinero ya lo había retirado el dueño de la firma al menos dos horas antes.

Los delincuentes escaparon sin robar nada y huyeron en una Ford Ecosport que le sustrajeron a un vecino del lugar. Luego huyeron en un VW Vento y abandonaron la camioneta.

Crimen César Martínez, Jujuy, detenido Lucas Méndez, gringo.jpg
El

El "Gringo" Méndez, el primer mendocino en caer.

César Martínez recibió un tiro en la cabeza durante el robo. Murió un día después del ataque.

Tras la investigación de la División Homicidios de Jujuy, los policías identificaron a los miembros de la banda. La primer en caer fue una "tarotista" identificada como Elsa López (42). Esta mujer, sostiene la pesquisa, habría ayudado a los sujetos a cometer el golpe y por esa razón el fiscal Diego Cussel la imputó por homicidio criminis causa como coautora, es decir, que entendió que su participación fue necesaria para llevar adelante el hecho.

A la "tarotista" le secuestraron el VW Bento y, gracias a su chapa patente, los investigadores pudieron identificar al Gringo Méndez. Esto porque, luego de un cruzamiento de información con Seguridad Vial, supieron que en esos días al sospechoso le hicieron una multa por una infracción vial. Condujo con exceso de velocidad y le hicieron la multa.

El sospechoso se fugó hacia Mendoza pero, acorralado por las pruebas, se entregó con un abogado ante las autoridades en Contraventores, donde quedó alojado y detenido para su traslado a Jujuy.

Los otros dos autores, también mendocinos, quedaron con pedido de captura a nivel nacional y por eso Emiliano Varas era buscado en la provincia. Pero insólitamente, este jueves se fugó cuando estaba en el Polo Judicial.

Desde la Inspección General de Seguridad iban a solicitar los informes correspondientes para saber sí, efectivamente, desde el Poder Judicial no pidieron la consigna para Varas y también iban a analizar las cámaras de seguridad del lugar.

Te Puede Interesar