Análisis

Milei suma conflictos: Gobernadores demandarán a YPF

El poder real tomó nota de la enorme movilización, segunda crítica con Javier Milei en 60 días. Los gobernadores patagónicos amenazan con demandar a YPF.

Por Marcelo López Álvarez

Pasado el fin de semana donde el Gobierno de Javier Milei se topó con la lección que votos, palacio, redes sociales y calle no son lo mismo y que incluso los públicos de cada componente de ese cuarteto son tan distintos que es imposible englobarlos en uno solo.

Milei y sus seguidores lograron el milagro que, después de más de una década, volvieran a marchar juntos radicales, peronistas, organismos de derechos humanos, la CGT, sectores de la izquierda y grupos enormes de ciudadanos sin filiación partidaria conocida.

Las provocaciones innecesarias del Ejecutivo y sus seguidores, a lo que sumó una inexplicable campaña contra la ley de IVE en el mismo día de la recordación del golpe del 24 de Marzo, abre interrogantes sobre cuál es el límite del Ejecutivo para sumar conflictos y frentes de batalla.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/JMilei/status/1771670474168095022&partner=&hide_thread=false

En estas horas sumará un frete más: los miles de despidos que se esperan para el viernes y el martes que no solo generan un conflicto con los ciudadanos y ciudadanas que pierdan sus empleos sino con la sociedad entera. Un solo ejemplo lo que se vivió ayer en Mendoza donde la sede del ANSES ni siquiera abrió sus puertas. No por un conflicto gremial sino por decisión de sus autoridades.

image.png
 La multitudinaria marcha del domingo, segunda claramente opositora a Javier Milei en 60 días, acrecienta la tensión. Se suman los gobernadores que pretenden demandar a YPF. (Foto: @somostelam)

La multitudinaria marcha del domingo, segunda claramente opositora a Javier Milei en 60 días, acrecienta la tensión. Se suman los gobernadores que pretenden demandar a YPF. (Foto: @somostelam)

Los gobernadores del sur resisten

Uno de los primeros conflictos fuertes del Gobierno (y que tuvo mucho que ver con el rechazo del DNU en el Senado) fue su enfrentamiento con los gobernadores patagónicos.

La pelea perdió minutos y centímetros de presencia mediática pero los gobernadores de la Patagonia y su unidad no se desarticularon. Y no solo sigue inquebrantable, sino que en estas horas amenazan con iniciar una demanda en forma conjunta a la petrolera estatal YPF.

Los patagónicos dejaron trascender en sus provincias durante el fin de semana -por todos los medios posibles - que las negociaciones y el diálogo con las nuevas autoridades de la petrolera estatal son inconducentes y que terminan en callejón sin salida.

Los gobernadores buscarán, mediante la Justicia, revertir a las provincias los pozos convencionales y áreas que tienen sin producir. Las autoridades provinciales amenazan en este caso también recurrir a una figura harto conocida aquí en Mendoza, los pasivos ambientales.

Según los mandatarios a la petrolera estatal se le “pueden reclamar miles de millones de dólares” por los pasivos ambientales de las explotaciones de cada región.

Los equipos de los Gobernadores plantean que, si bien el ritmo de YPF decreció en los últimos años a favor de Vaca Muerta y los desarrollos no convencionales ahora por una cuestión de “maximizar rentabilidad económica y buscar negocios financieros, abandonan las provincias que tienen yacimientos convencionales”

La petrolera estatal anunció que en 2024 invertirá unos 5000 millones de dólares, un número sensiblemente inferior al 2023 y que de ese monto casi el 70 % será invertido en Vaca Muerta, abandonando cientos de áreas productivas.

A los gobernadores, que creían tenían un canal de diálogo con el gobierno, les cayeron como un balde de agua helada las declaraciones del presidente de YPF, Horacio Marín, que aseguró que la compañía está acelerando “tanto como es posible el crecimiento en la producción de shale y al respecto estamos planeando objetivos muy ambiciosos de producción por los próximos dos años con una expansión del 24% en 2024 y un 35% en 2025”.

Los gobernadores acusan a YPF de querer paralizar todo lo que no sea shale y aseguran que lo pudieron confirmar en las negociaciones fallidas con los directivos de la empresa.

No solo los gobernadores

No solo los gobernadores están enojados con YPF y las autoridades del gobierno nacional. En la jornada de ayer en Cañadón Seco (Santa Cruz) se realizó la asamblea general del Sindicato Petrolero, Gas Privado y Energías Renovables (SIPGER) el dato es que el sindicalismo no estuvo solo, de la asamblea también participaron el ministro de Energía Jaime Álvarez, el de Trabajo Julio Gutiérrez, los intendentes de Caleta Olivia y Las Heras , Pablo Carrizo y Antonio Carambia.

El secretario general del gremio Rafael Güenchenen, fue muy crítico con el anterior gobierno santacruceño y respecto al presente aseguró, “Acá están los trabajadores, está el gobernador al frente de esta lucha y pelea. Todos conocemos al nuevo presidente de YPF. Después de años de no hacer pozos levantaron sus cosas, avalados por la Provincia, y se fueron. Dijeron que se iban y al otro día largaron un comunicado donde anunciaron un programa de inversión millonaria para Vaca Muerta” según dijo con el dinero que ha sacado de Santa Cruz todos estos años.

En sintonía con los gobernadores aseguró; “Se tienen que hacer cargo del pasivo ambiental. Se quieren ir pero que se hagan cargo y que dejen que los trabajadores decidamos los destinos de la provincia”.

Lo que viene

Lo que viene es un partido de hacha y tiza entre el Ejecutivo y los gobernadores que manejan un interesante puñado de legisladores (sobre todo senadores) que el Gobierno Nacional necesita como el agua pero que hoy están más lejos que nunca.

El Gobierno Nacional insiste en abrir frentes de conflicto que cada vez le dejan menos margen de negociación. No son pocos los que muestran su preocupación porque, como pasó el 24 de Enero, el 24 de Marzo la calle volvió a hablar fuerte y el poder real tomó nota.

Te Puede Interesar