Análisis

Javier Milei y la economía: No es problema de Fuerzas del Cielo sino de las de la Tierra

La economía es el centro de debate del gobierno de Javier Milei. No es una cuestión de fe o fuerzas del cielo sino de una fuerte puja distributiva.

Por Marcelo López Álvarez

El presidente Javier Milei asegura tener la ayuda de las Fuerzas del Cielo pero el problema no es con ellas sino con las Fuerzas de la Tierra. Esas son las verdaderas fuerzas que deciden y llevan adelante una batalla épica por el reparto de la torta que produce la economía, la famosa puja distributiva.

Mientras la mesa chica de Javier Milei y su militancia virtual, anónima y cobarde rentada entretienen al presidente con las Fuerzas del Cielo, memes e imágenes de inteligencia artificial, Karina Milei, Nicolás Posse y Santiago Caputo deciden en reuniones en empresarios y con algún político el reparto de la torta que incluye desde decisiones de macroeconomía que consultan con Luis Caputo (junto con Sandra Pettovello los dos únicos ministros que son consultados alguna vez) hasta el reparto de negocios y cajas.

Mientras Javier Milei juega a saber de economía, a postear en la red social X (según aseguran la única fuente que usa para informarse junto con un rato de TV de los periodistas que usted ya imagina) y a leer solo libros de economía de la Escuela Austriaca, esa mesa decide recortes, qué empresarios, periodistas y dirigentes seguirán gozando de los favores del Estado, cómo se combate la inflación y se cimienta la brutal transferencia de recursos de la cuenta trabajo a la cuenta capital.

Quizás el ejemplo más claro que se pueda observar desde las provincias argentinas es el del ministro Guillermo Francos. Apenas 24 horas antes del DNU 280 el Ministro participó de la reunión de Gobernadores del Norte Grande. La gacetilla oficial (que se puede leer completa aquí) asegura: "'La política se trata del diálogo, de generar consensos, más allá de la responsabilidad de liderar el país en estas circunstancias', sostuvo Francos al finalizar la Asamblea, que reunió a los 10 mandatarios del NOA y NEA que integran dicho bloque: Raúl Jalil (Catamarca); Leandro Zdero (Chaco); Gustavo Valdés (Corrientes); Gildo Insfrán (Formosa); Carlos Sadir (Jujuy); Ricardo Quintela (La Rioja); Hugo Passalacqua (Misiones); Gustavo Sáenz (Salta); Gerardo Zamora (Santiago Del Estero); y Osvaldo Jaldo (Tucumán) ”.

image.png
Guillermo Francos durante la reunión de Gobernadores. El ministro negocia y el presidente Javier Milei lo desautoriza en cada decisión.

Guillermo Francos durante la reunión de Gobernadores. El ministro negocia y el presidente Javier Milei lo desautoriza en cada decisión.

Y cierra asegurando: “Durante la jornada, que tuvo lugar en el Centro de Convenciones de la ciudad de Salta y de la que el gobernador Sáenz ofició de anfitrión, los mandatarios incluyeron en la orden del día una serie de temas, como el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID); subsidios al transporte y a la energía; situación de las obras públicas nacionales; corredores bioceánicos y proyectos de infraestructura; energía solar; reversión gasoducto Norte y gasoducto Norte-Norte y el programa Incluir Salud”. Si no fuera tan real que preocupa da para hacer varios gags o crear algún nuevo personaje de Peter Capussoto.

Milei y el peligro de las fuerzas de la tierra

Ayer se cumplieron 42 años de aquella memorable y épica jornada del 30 de marzo de 1982 en que Saul Ubaldini y la CGT Brasil convocaran a aquella gigantesca movilización bajo la consigna de “Paz, Pan y Trabajo” que aceleró la decadencia de la dictadura y el desembarco en Malvinas.

ubaldini 2.jpg
Saul Ubaldini en aquella multitudinaria marcha del 30 de Marzo de 1982. ¿La pelea? la misma de hoy con el programa que lleva adelante Javier Milei.

Saul Ubaldini en aquella multitudinaria marcha del 30 de Marzo de 1982. ¿La pelea? la misma de hoy con el programa que lleva adelante Javier Milei.

Nada de Fuerzas del Cielo, bien de Fuerzas de la Tierra en una lucha interminable por lo mismo que se combate hoy: el poder y el reparto de la riqueza que genera la economía.

La coyuntura nos centra en las batallas locales, la caída del salario, del consumo, de la actividad económica, la paralización de casi todas las actividades no tiene nada de cielo sino muy real.

Pero no es un problema que se resuelve solo puertas adentro, más allá que la política ya debe comenzar a jugar su partido fuerte, hay todo un contexto que no se puede dejar de lado que tiene que ver con la incidencia internacional en los modelos locales.

El combate por los recursos, los commodities y los alimentos es bien terrenal y afecta claramente a nuestra vida diaria.

Un solo ejemplo: en las últimas horas se conoció el récord de exportaciones de carne argentina, mientras el mercado interno se desploma también en forma récord. Otra clara expresión de la necesidad de algunas regulaciones. ¿Si nadie compra carne entonces porque no baja el precio de manera similar a la caída del consumo y solo decrece ínfimos porcentajes?

La respuesta es clara, por la exportación. Una de las primeras medidas de Javier Milei fue abrir todo tipo de exportaciones, también la de los “cortes de la mesa de los argentinos” ¿Qué pasó? Lo que los manuales de la economía real (no los de la Economía Austrochanta) ya mostraron mil veces. Cayó el consumo interno, el precio no bajó, creció la exportación y el negocio y la renta se la repartieron cinco o seis grandes frigoríficos.

A casi dos mil años de la crucifixión de Cristo y su resurrección, 42 del reclamo de Paz, Pan y Trabajo el problema no son las Fuerzas del Cielo, sino los Ejércitos de la Tierra que determinaran el futuro

Te Puede Interesar