Transición

Javier Milei avanza en su armando ¿y el peronismo?

El presidente electo Javier Milei continua su periplo por Estados Unidos. El peronismo comienza hoy su reagrupamiento con la reunión de sus gobernadores.

Por Marcelo López Álvarez

Mientras Javier Milei junto a su hermana, parte de lo que sería su gabinete económico y el embajador de Estados Unidos en la Argentina, realizan distintas reuniones de trabajo en New York y Washington, aquí en la Argentina la danza de nombres y medidas. continúa sin cesar.

La fecha de cambio de mando se acerca rápidamente pero también el día en el que el oficialismo actual pasará a ser la principal fuerza de oposición en la Argentina, no solo por la cantidad de legisladores, gobernadores e intendentes, sino por el volumen nada despreciable de votos que cosechó con su candidato Sergio Massa, 11 millones de votos que parecen más puros ideológicamente que la suma de peronismo lavado, PRO, Radicalismo y derecha libertaria que depositó a Javier Milei en la Quinta de Olivos.

No es un dato menor para los años por venir cómo se reacomodará esa oposición voluminosa en votos, dispersa en dirigentes y sin conducción clara, por lo menos en el arranque de esta nueva etapa de la política argentina.

image.png
Javier Milei ayer con Bill Clinton.

Javier Milei ayer con Bill Clinton.

El Peronismo hoy en silencio, por lo menos hasta este mediodía cuando se produzca la primera reunión de gobernadores peronistas y provinciales aliados, parece debatirse entre dos preguntas. ¿Por qué perdió el PJ la elección? y ¿Por qué ganó Milei la elección? Preguntas que parecen iguales, pero no lo son.

Hay un principio de la física que dice que ante un problema con dos posibles soluciones siempre se opta por la más sencilla.

Cuando se pierde una elección por poco las respuestas son muchas porque una pequeña variable ajustada a tiempo podría haber cambiado el resultado como fue en el 2015. Sin embargo, cuando la derrota es abultada e inapelable como en esta oportunidad la respuesta puede ser unívoca. El oficialismo perdió porque gobernó mal o no cumplió con los objetivos mínimos que había propuesto. Aquí no hay una verdad absoluta porque incluso los números pueden demostrar otra cosa, pero en una elección no importa los números o las estadísticas de un excel sino que lo que se mide es la subjetividad de lo que piensa, opina, siente o vio el ciudadano de ese gobierno. Entonces la respuesta parece clara, la mayoría vio, sintió, interpretó, o lo que sea, que se gobernó mal. Punto y aparte.

Un joven dirigente, que tiene una claridad mayor que muchos de los +50 del movimiento, se sinceraba horas después de la derrota; “La gente merecía que gane el peronismo porque con todo iba a hacer un gobierno mejor que el de Milei y Macri. Pero el Peronismo merecía perder”

Por qué ganó Milei, es una buena pregunta que si tiene más de una respuesta. También es cierto que se puede analizar porque perdió Milei en la primera vuelta después de ganar las PASO y quedar congelado allí.

El peronismo y sobre todo el kirchnerismo hace años que viene cometiendo un gran error, habla mucho de Laclau pero lo lee poco. La ciencia política en los últimos 30 años ha trabajado de sobra los movimientos emergentes al populismo por derecha. Ernesto Laclau en La Razón Populista explica qué pasa cuando hay fenómenos emergentes de la política que destruyen lo que existió previamente. Allí analiza los populismos por derecha e izquierda en la historia política y concluye que ante las demandas insatisfechas aparece un significante (un nombre, una idea, una razón) que logra llevarse todo eso. Milei fue eso, con dos o tres ideas o significantes; casta, libertad y dolarización. Para una sociedad que, además, encontró ejemplos (sobre todo de las primeras dos) en las políticas del Gobierno de Fernández (Cuarentena, Cumpleaños en Olivos, Insaurralde) no importa cuán significativos o no sean esos ejemplos respecto al resto del desempeño del gobierno.

image.png
Los Gobernadores del peronismo y fuerzas provinciales aliadas se reúnen hoy. Estrategias para enfrentar el gobierno de Javier Milei y representar a sus votantes.

Los Gobernadores del peronismo y fuerzas provinciales aliadas se reúnen hoy. Estrategias para enfrentar el gobierno de Javier Milei y representar a sus votantes.

Pero también hay una masa nada despreciable de ciudadanos que vio, sintió, interpretó otra cosa y estuvo dispuesta a darle otra oportunidad al hasta ahora oficialismo. A tal punto que llevaron a ese oficialismo a ganar la primera vuelta, 8 provincias y cientos de intendencias en toda la Argentina y dejarlo como la primera minoría en ambas cámaras legislativas. Esos legisladores, esos intendentes, esos gobernadores tienen un mandato claro de sus electores que no deberían traicionar, al igual que Milei, los radicales, el PRO no deben hacerlo con los suyos

La realidad es que los dos últimos presidentes de la Argentina olvidaron aquella máxima de El Príncipe que un buen gobierno o gobernante es virtud y fortuna. Al de Alberto Fernández la fortuna nunca le sonrió y las virtudes para compensar la falta de fortuna fueron escasas. Solo quedaron tratando de establecer virtudes algunos ministros que ni siquiera eran los más cercanos al presidente.

El desafío no es solo para el nuevo oficialismo sino para una nueva oposición en una sociedad que parece prepararse para una grieta novedosa con muchas remembranzas al pasado trágico. No en vano el nuevo presidente en su primer discurso no hizo diferenciaciones políticas sino entre argentinos de Bien y del Mal, quienes no piensen como yo no son mis adversarios políticos sino El Mal.

De republicano y democrático nada.

Te Puede Interesar