Contra los oportunistas

Parisi abre la polémica: “Estoy en contra de los remates de casas porque se las queda todas La Liga

El presidente del IPV explicó los motivos por los que no se rematan viviendas sociales y cargó contra una organización que actúa en el marco judicial. La legislatura tomó una medida similar. ¿Qué es y cómo opera La Liga?.

Por Leandro Abraham
El presidente del Instituto Provincial de la Vivienda, Omar Parisi, visitó entre semana la Legislatura para brindar explicaciones sobre terrenos usurpados y, ante las preguntas de los diputados sobre los motivos para no rematar viviendas lanzó una declaración que abre la polémica: “Estoy en contra de los remates de casas porque se las queda todas La Liga”, expresó.

“No tengo pelos en la lengua y digo las cosas como son. Si rematamos una casa del IPV se la queda La Liga y después la alquila o la vende al doble de lo que la compra”, resaltó el funcionario encargado de la construcción de casas en nuestra provincia.

“Esto no es algo que pase con el IPV únicamente. Todas las viviendas sociales de programas nacionales o de financiamiento privado que se rematan en Mendoza van a parar a las manos de este grupo de gente. Por eso no queremos rematar terrenos, porque perjudicamos a la gente y beneficiamos a La Liga”, opinó el presidente del IPV.

Por esta situación Parisi informó que durante su gestión no se ha rematado ni una sóla casa del IPV por deuda. Sin embargo, el funcionario tiene conocimiento de que en gestiones anteriores los inmuebles que llegaban a esa instancia judicial siempre eran adquiridos por el mismo grupo de compradores.

En concordancia, la Legislatura provincial sancionó el último miércoles un proyecto de ley que prohíbe las ejecuciones de hipotecas en forma de remate por todo el año que viene, una medida que ya se había tomado en otras oportunidades para resguardar las viviendas familiares.

De esta manera, Parisi vuelve a abrir la polémica sobre el accionar de un grupo de mendocinos que muchos conocen y que actúa directamente en conjunto en acciones de remates para favorecer sus intereses económicos.

¿Qué es "La Liga" y cómo actúa?

"La Liga", el grupo organizado que está en vista del presidente del IPV y de los legisladores, es un grupo de entre 20 y 30 hombres con altos conocimientos jurídicos que tiene como ocupación asistir a los remates judiciales que se realizan en la provincia y utilizar diversas artimañas para adquirir bienes a precios muy bajos.

Según explicaron a SITIO ANDINO algunos legisladores, que pidieron resguardar su nombre, esta organización opera a nivel nacional y tiene su “sucursal” en Mendoza. Este grupo de hombres opera en el límite de la legalidad y de forma totalmente organizada.

"La Liga" utiliza artimañas para conseguir casas a precios bajos y luego alquilarlas o venderlas.

De esta manera, según las fuentes consultadas, La Liga es un grupo que se hace presente en todos y cada uno de los remates judiciales que se producen en la provincia y “negocia” con los posibles compradores para adquirir productos económicos y luego revenderlos.

Como para brindar un ejemplo concreto, uno de los legisladores consultados por este medio relató un suceso que vio con sus propios ojos sobre el accionar de La Liga: “Un hombre se pone en la puerta de la casa de remates y anuncia que se suspendió la subasta para ahuyentar a posibles compradores. Luego otro intenta negociar con los que están adentro para que le dejen comprar los productos o les ofrece “libertad” para adquirirlos a cambio de una comisión. Si uno intenta competir contra ellos siempre se las arreglan para subir el precio para que a la gente no le convenga comprar y la única salida sea negociar con ellos”.

Así, por ejemplo, es de público conocimiento entre los abogados y martilleros públicos de Mendoza que este grupo organizado suele adquirir bienes como vehículos valuados en 60 o 70 mil pesos a menos de la mitad de su valor y luego los comercializan en el mercado tradicional.

Te Puede Interesar