Así queda el kirchnerismo local

Mirá cómo quedó el mapa del liderazgo político del PJ tras la victoria de la Corriente Peronista

Las internas diagramaron un nuevo panorama de la conducción oficialista en los territorios municipales. La Corriente se afianza en el tercer distrito y mete mano en el segundo, bastión azul. Los Félix ratifican su supremacía en el sur.

Por Leandro Abraham

La cruda interna del peronismo provincial que se desarrolló ayer y que dejó a la Corriente Peronista en el norte y a los hermanos Félix en el sur de la provincia como grandes ganadores diagramó un nuevo mapa del liderazgo político del PJ en Mendoza.

Así, distrito por distrito, podemos observar que en el primero, que ya era comandado por la Corriente Peronista, la victoria en Capital fortaleció el liderazgo de este sector en el conjunto de departamentos con mayor número de electores.

El Gran Mendoza es el bastión de la Corriente Peronista.

De esta manera, la Corriente Peronista manda en Guaymallén, Las Heras y Capital, mientras que el sector azul se hace fuerte sólo en Lavalle, por lejos el departamento con menos peso electoral del distrito.

En el segundo distrito, históricamente azul, las victorias de la Corriente Peronista en Rivadavia y Junín (ver aparte) hacen tambalear la supremacía de los azules conducidos por Jorge Omar Giménez, intendente de San Martín.

No obstante, el sector perdedor de las internas todavía puede jactarse de ser mayoría en el este de la provincia, ya que agrupa el poder en Maipú, San Martín, Santa Rosa y La Paz.

Por su parte, el tercer distrito era el único hasta antes de las internas que no tenía un liderazgo claro. Ahora, sin dudas, la Corriente demostró que pisa fuerte. Con las sendas victorias en Godoy Cruz, Luján y San Carlos se quedó con el liderazgo del Valle de Uco.

La supremacía visual de Integración Azul responde al acuerdo entre los Félix, Bermejo y Giménez.

Es que si bien Integración Azul todavía tiene mayoría en Tunuyán y Tupungato (departamento donde la Corriente Peronista no participó de las internas), los 3 municipios que lideran los conducidos por Ciurca triplican en población a los de los intendentes Martín Aveiro y Joaquín Rodríguez.

Finalmente, el cuarto distrito es el que deja menos lugar a las internas y donde los comicios no hicieron más que ratificar la aplastante mayoría de los hermanos Félix en el sur de la provincia.

Integración Azul, de azul. La Corriente, de celeste

Sucede que el triunfo de Integración Azul sobre Alejandro Cazabán ratifica que los Félix mandan en San Rafael. A esto, se suma la supremacía azul en Malargüe y General Alvear, donde no hubo internas.

De esta manera, la Corriente Peronista pasó de conducir el peronismo formalmente en 3 municipios (Las Heras, Guaymallén y Luján de Cuyo) a hacerlo en 8 (se sumaron Capital, Godoy Cruz, Rivadavia, Junín y San Carlos). Por su parte, el sector Integración Azul no logró “robarle” ningún municipio a los de Ciurca y perdió en todos en los que el monopolio del poder era dudoso. Sólo Félix pudo, con las internas, ratificar su dominio del sur provincial.

¿Qué pasó en Junín?

Un dato que llamó la atención de propios y extraños es que tanto la Corriente Peronista como Integración Azul, una vez terminadas las internas, se atribuyeron la victoria en Junín.

Así, mientras el vicegobernador Carlos Ciurca y el presidente del partido Alejandro Abraham explicaron orgullosos que Juan David Sánchez será el primer candidato a edil del departamento, el intendente de San Rafael Emir Félix en declaraciones televisivas también se atribuyó la victoria en ese departamento.

¿Qué pasó entonces? Si bien la lista que triunfó en las internas de ese departamento del este de la provincia lleva el nombre Integración Azul, desde la Corriente destacaron que la totalidad de los candidatos que la integraban responden a su sector.

Lo que sucede es que tanto la Corriente como Integración Azul hicieron una especie de “enroque” entre Junín y Lavalle, permitiendo que la lista en el Este llevara el nombre de Integración para que los azules puedan jactarse de tener en su poder todo el segundo distrito, mientras que en el norte de la provincia los candidatos a ediles irán en la boleta de la Corriente, pero responden al intendente azul Roberto Righi.

Así, si bien “oficialmente” el ganador en Junín es Integración Azul, el poder político en ese municipio está en manos de la Corriente Peronista y los candidatos a ediles le responden a Carlos Ciurca, Alejandro Abraham, Rubén Miranda y Carlos López Puelles, líderes del espacio ganador en las internas.

   

  

Te Puede Interesar