Frente a la Protesta

20N: buscan garantizar los servicios mínimos y las clases, por ahora, no se suspenden

El Ejecutivo negociará con Sipemon el piso del servicio de transporte para el paro de Moyano y la CTA del próximo martes.

Por Matías Malagoli

El Ejecutivo provincial confía en poder prestar los servicios mínimos para evitar que en la provincia se paralice durante el paro convocado por Hugo Moyano y la CTA para el 20 de noviembre.

Según reconoció el propio ministro de Gobierno, Félix González (foto), lo que más preocupa es la adhesión de Sipemom, el sindicato de los choferes de micro, que ha prometido que “no saldrá ningún micro a la calle”.

“Vamos a tratar de garantizar la prestación de los servicios mínimos”, indicó González.

En el caso del transporte, el contrato de concesión asegura que debe respetarse un piso del 20% de las frecuencias, aunque todo depende de las negociaciones entre el gobierno, los empresarios y los empleados, que en principio pretenden paralizar la actividad de forma total.

Funcionarios del área confirmaron que el lunes anunciarán el plan de contingencia y allí se conocerá si hubo o no acuerdo con el gremio y, en consecuencia, si habrá micros el martes.

En la Dirección General de Escuelas, en tanto, aseguraron que las clases “hasta el momento” serán normales el martes de la semana próxima, aunque todo depende de que se garantice un piso de frecuencias de colectivos.

Si hay frecuencias reducidas, los alumnos y docentes estarán autorizados a llegar un poco más tarde a las instituciones.

En la salud, en tanto, el panorama es más claro. Los gremios del sector, alineados con la CTA de Pablo Micheli que ha organizado el paro junto a la CGT de Moyano, se plegarán a la medida de fuerza aunque el sector tiene acuerdos paritarios para respetar los servicios mínimos, como ocurre en cada huelga.

En las próximas horas, en tanto, se definirá la adhesión del resto de los gremiso de la CGT Mendoza a la medida de fuerza nacional.

Te Puede Interesar