Con confusas explicaciones, el director del Central declinó su renuncia

Gustavo Perone se quedará al frente del principal hospital para tener "una transición ordenada" mientras le buscan un reemplazante. El ministro de Salud le pidió que se quedara.

Por Matías Malagoli
Que no era indeclinable, que se como médico se “debe” al hospital, que se revirtió la designación de Verónica Gómez a cargo de Contabilidad, que se debe facilitar la transición. Gustavo Perone, director del Hospital Central, retiró su renuncia previo pedido del ministro de Salud, Carlos Díaz Russo, apelando sin mucho convencimiento a cada uno de estos argumentos.

Finalmente, el Gobierno lo convenció de que no dejara el cargo al menos durante algunas semanas, para buscarle un reemplazante. El director del principal hospital de la provincia había pegado el portazo después de la designación de Verónica Gómez como titular del área de Contabilidad del nosocomio (la mujer es prima de una funcionaria del ministerio).

Si bien Díaz Russo defendió la legalidad de la designación de Gómez, reconoció que la llegada de la mujer al cargo no tenía el visto bueno del directorio del Central. “Y esto se trata de un trabajo en equipo”, consideró el funcionario. “Si la participación de Gómez no estaba del todo aceptada por el directorio no se la puede incorporar”, explicó el ministro.

Un aspecto sobre el que el ministro se mostró bastante molesto es la forma en que se conoció la renuncia de Perone. “Es algo que primero se le debe comunicar al ministro, debemos rever la metodología de comunicación”, acotó.

El ministro Carlos Díaz Russo y el director dle Hospital Central, Gustavo Perone.


Perone estuvo reunido durante buena parte de la mañana con Díaz Russo, el gabinete y el directorio del hospital. Allí le pidieron que se quedara un tiempo más en el cargo y que diera, a través de los medios, una muestra de unidad con el ministro. Es que la información de la renuncia se conoció a través de los gremios del sector (Ampros y ATE), sindicatos que realizaron una  efusiva defensa del funcionario desplazado.

Perone había dicho, el lunes, que su renuncia era “indeclinable”, pero la solidez de su decisión se fue perdiendo con el transcurrir del martes, y a eso de las 14 del martes ya se anunciaba su continuidad. “Tengo la obligación de responder, seguiré el tiempo que haga falta”, declamó Perone frente a las cámaras de TV.

Ahora, el de nuevo director del Central permanecerá en el cargo “el tiempo necesario mientras busquemos un reemplazo”, explicó Díaz Russo. Pero el propio Perone no contempla la posibilidad de quedarse durante mucho más tiempo. “Quiero que sea una transición organizada”, aclaró, disipando cualquier posibilidad de prolongar su estadía como director ejecutivo del hospital céntrico.

“Hemos tratado de pensar en los que le hace bien a la institución y a la comunidad”, señaló el ministro sobre la transición en el Central. “Queremos darle continuidad al buen trabajo que ha hecho Perone como director”, concluyó el titular de Salud.

Te Puede Interesar