Se construye en Cacheuta

Alak confía en que unos 250 presos pasarán a la cárcel federal

El ministro de Justicia de la Nación llegó a Mendoza y firmó un convenio de asistencia técnica y de avance del Instituto Federal Penitenciario Cuyo. Se espera que esté terminado en dos años.

Por Marisa Alarcón

Tras varios días de ausencia, el gobernador Francisco Pérez regresó hoy a la provincia y tuvo una tarde movida. La primera actividad fue junto al ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, quien llegó a Mendoza y participó del primer encuentro regional penitenciario. La visita del funcionario nacional forma parte de las personalidades de la Nación que desembarcarán entre esta semana y la próxima para apoyar la gestión Paco.

Durante la tarde se realizó el primer encuentro regional penitenciario del que participaron además del funcionario nacional, el ministro de Gobierno Félix González, el ministro de Relaciones Institucionales y Seguridad de San Luis, Eduardo Monés Ruiz, el titular de Gobierno de San Juan, Carlos Cuevas, la subsecretaria de Infraestructura Penitenciaria, Lía Elizabeth María, el vicegobernador Carlos Ciurca y el ministro de Seguridad Carlos Aranda, entre otros.

Durante el encuentro Alak firmó un convenio con las provincias de asistencia técnica para mejorar las cárceles provinciales y para avanzar en la cárcel federal que se está construyendo en Cacheuta.

Se trata del Instituto Federal Penitenciario Cuyo que albergará a presos de Mendoza, San Juan y San Luis. La penitenciaría cuenta con un espacio total para 536 presos federales y contará con 112 plazas de alojamiento para mujeres y 392 para hombres. Las obras comenzaron hace ocho meses y se espera que estén finalizadas en un lapso no mayor a los dos años. La inversión total es de 165 millones de pesos.

Teniendo en cuenta los números actuales, una vez finalizada la construcción de la penitenciaría unos 250 internos pasarían a la cárcel federal de Luján, descomprimiendo de esa forma la población carcelaria de las cinco penitenciarías que tiene la provincia y que actualmente están colapsadas. En total, en las cárceles de Mendoza, hay 3.240 internos alojados.

El ministro de Justicia de la Nación detalló que actualmente en Argentina hay 60 mil personas privadas de libertad, de las cuales 10 mil se encuentran en el sistema federal. “Espero que Paco pueda inaugurar esta obra y mejorar la situación de los internos”, expresó con optimismo.

Según la visión del funcionario nacional “el delito es producto de la falta de un proyecto de vida y no de la desigualdad, ni de la pobreza”.

Por su parte el gobernador habló del "fracaso del sistema punitivo en Argentina" y destacó los avances del modelo nacional. "Mientras más inclusión tengamos, habrá más crecimiento", expresó.

 

Te Puede Interesar