Teatro

"Otelo" y un actor que también brilla en la tragedia

Bajo la dirección de Ernesto Suárez, Daniel Quiroga se desafió con el drama de William Shakespeare y sorprendió al público mendocino que lo ovacionó de pie.

Por Eugenia Cano

Un buen actor no tiene límite de género. Su talento emerge tanto en el drama como en la comedia. La versatilidad es parte de su condición y de esta manera es que enfrenta los desafíos.

Daniel Quiroga quiso probarse, nada más, ni nada menos, que con “Otelo”. Una de las obras más emblemáticas de la dramaturgia universal escrita por William Shakespeare. Y con una adaptación libre de los textos que contó con la dirección de Ernesto Suarez, el mendocino demostró este fin de semana que su habilidad escénica puede ser de alto vuelo también en la tragedia.

Lo más sorprendente de la puesta (que se pudo apreciar este sábado y domingo en el Teatro Independencia), fue el de condensar en una misma persona, toda la complejidad de la historia del moro guerrero que sucumbe ante el fantasma de los celos.

Durante una hora, Quiroga resuelve el complejo entramado argumental a partir del personaje de Otelo y de su instigador, Yago. Este último interpretado de manera sobresaliente. El actor saca a relucir aquí toda su destreza corporal para caracterizar a través de una máscara veneciana, al hombre de las dos caras. Un ser siniestro que conspira con la duda y la intriga para lograr su venganza.

Víctima y victimario se desdoblan así por un espacio que sólo los escolta con un solo elemento escenográfico. Un mueble que sirve de mesa, atril acusatorio y hasta lecho de muerte según lo requiera la acción. Se destaca también la acertada puesta de luces y la musicalización para marcar o intensificar los climas por los que atraviesa la obra.

De esta manera la versión de “Otelo”, según el sello Quiroga – Suárez, es una propuesta intensa, novedosa y lo que es aún mejor, apreciable por todo tipo de público. Si el desafío era el drama, este sin dudas fue superado. Y a juzgar por la ovación que recibieron los protagonistas al finalizar las dos funciones, la puesta conquistó al público mendocino.

Te Puede Interesar