Polémico

Confesó haber tirado la bengala que mató a Miguel, pero puede quedar libre

La Justicia aún no pudo determinar la conexión entre el proyectil y la muerte de Ramírez. La situación se resuelve en los próximos días.

Por Sección Policiales

"Para este tipo de casos no hay palabras de consuelo ni tampoco sé si merezco perdón", confesó en su momento Iván Fontán, en un comunicado enviado a la revista Rolling Stone en el cual también detalló cómo fue que analizó, decidió y ejecutó el lanzamiento de la bengala náutica que se incrustó en el cuello de Miguel Ramírez durante un recital de La Renga.

Aquel show de la banda más convocante del país se brindó en La Plata, en abril de 2011 y tras el mismo perdió la vida el mencionado Miguel. Sin embargo, la Justicia aún no pudo comprobar que Miguel haya perdido la vida producto de esa bengala que se fundió en su cuello. Por tanto, el abogado defensor de Fontán, Gustavo Avellaneda, pidió el sobreseimiento de su cliente.

En su pedido, difundido por Diagonales.com, Avellaneda alegó que "no se pudo comprobar la autoría material" de Fontán y que "se vencieron los plazos procesales", ya que pasó "más de un año" desde la declaración indagatoria y la causa "no fue elevada a juicio".

Por esto, Fontán, que se autoincriminó mediante mensajes de texto y el mencionado comunicado que figuran en la causa que tramita en la fiscalía 7 de La Plata, podría quedar libre de culpa y cargo.

Ante este planteo, el juez de Garantías César Melazo notificó a la fiscal Virginia Bravo para que presente su postura y, luego, con ambos planteos sobre la mesa, definir el futuro de la investigación penal.

La defensa vertebró su postura en que no está acreditada la autoría del imputado y recordó la libertad por falta de mérito dictada por la Cámara Penal de La Plata. El 23 de junio pasado, la Sala III de la Cámara Penal platense revocó la prisión preventiva del imputado, al considerar que no se acreditó que el impacto de una bengala náutica haya provocado el deceso de Ramírez.

En la presentación el letrado también hizo foco en el vencimiento de los plazos procesales. El 11 de mayo último se cumplió un año de la declaración indagatoria de Fontán y la causa aun no fue elevada a juicio.

Pero el expediente estuvo varios meses en manos de peritos que debieron confeccionar todos los informes solicitados por la fiscal y ese tiempo debe ser descontado de cómputo de los plazos procesales de la investigación penal preparatoria.

Todo esto está en manos del juez Melazo quien "esta semana podría llegar a definir el futuro de la causa, aunque como la fiscal está de turno, ese plazo se podría estirar una semana más", se animó a vaticinar una fuente consultada por el mencionado diario digital.

Fuente: 24Con

Te Puede Interesar