Cruce en la Legislatura

Mandan a capacitarse a diputado por decir que la violencia de género también afecta a varones

Por Facundo La Rosa

La Ley 26.485 define a la violencia de género o contra las mujeres como "toda conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta (...) afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal". En el Código Penal está incorporada como agravante en los delitos previstos en el artículo 80 (que prevén pena de prisión perpetua). Se diferencia de otras violencias de las que sí pueden ser víctima los varones, porque se ejerce contra mujeres y disidencias por el solo hecho de serlo.

La interpretación de este concepto fue el disparador de una polémica en la primera sesión del año en Diputados, durante el tratamiento de un proyecto de ley de Silvia Stocco (Frente de Todos) mediante el cual se dispone implementar una jornada institucional en secundarias para generar un espacio de reflexión y capacitación sobre los contenidos incluidos en la Ley Micaela. Es que Gustavo Cairo (PRO), quien votó en contra del expediente, señaló que "la violencia de género no solo se da en sentido del hombre hacia la mujer" y lo mandaron a capacitarse en la materia.

Lo hizo la legisladora del FIT Mailé Rodríguez, quien solicitó que a su par "se lo capacite en Ley Micaela ya que debería distinguir lo que es la violencia de género de otras violencias". "Es gravísimo lo que está diciendo. Yo puedo respetar que no quiera votar esta ley, pero no que en el cargo y lugar que representa intente confundir o hacerse el que no sabe", lanzó.

En su alocución, Cairo hizo referencia al caso de Lucio Dupuy, el nene de cinco años asesinado a golpes en La Pampa por la madre y su pareja, y a la decisión judicial de otorgarle la tutela a la mujer y a la omisión "de todas las señales" que daban cuenta que la vida del pequeño estaba en peligro en el entorno familiar. "Quizás había en el medio algo de tema de género. A su papá y la familia no les permitían siquiera verlo. Cuando desbalanceamos demasiado el péndulo de la balanza se producen injusticias en otro sentido. Hay muchos papás que no pueden ver a sus hijos porque desde lo discursivo y la militancia permanentemente se ha puesto la balanza en un sentido que a la postre puede generar violencia", analizó.

Gustavo Cairo, el acusado por sus pares de falta de perspectiva de género (Foto: Prensa Legislatura)

"¿Qué sentimientos puede generar a un papá que le destruyen la relación con su hijo con la complicidad de la Justicia?. Es más fácil ponerse en la otra postura", sentenció el diputado del PRO.

La también representante del FdT, Cristina Pérez, se plegó a la manifestación de su par de la izquierda y reflexionó: "No es lo mismo un papá que no puede ver a su hijo que una mujer muerta cada 33 horas". "No creo que un curso le haga cambiar de opinión al diputado. Nos está faltando empatía, no nos ponemos en el lugar del otro. Esta ley salva vidas y nos salva como sociedad, que en vez de evolucionar ha involucionado", sostuvo.

La autora de la iniciativa subrayó que citar un caso de mala praxis judicial no se ajustaba a lo que se estaba tratando. "Tenemos para hablar largo y tendido por desacuerdos que tenemos con ese poder", manifestó.

Como cierre de los cruces, Cairo pidió nuevamente la palabra y aseguró que realizó dos veces la capacitación por la Ley Micaela. "Repudio absolutamente la violencia de género; ¿se entiende o lo digo de nuevo más clarito? Por otro lado, basta de injusticia con los papás que no pueden ver a sus hijos, que son miles en Mendoza. El discurso único en un sentido hace que algunos jueces y fiscales fallen solo de una manera y por las dudas no dejen ver a los hijos", sentenció.

La norma finalmente fue acompañada por todas las fuerzas políticas, a excepción de la que preside el diputado cuestionado.

Repasá el acalorado debate en torno al proyecto de Stocco

Te Puede Interesar