Igualdad de derechos

Se cumplen 70 años desde que las mujeres votaron por primera vez: la historia y el papel de Mendoza

Por Florencia Rodriguez

El 11 de noviembre de 1951 no sería un día más en la historia argentina sino que marcaría importante paso en el camino hacia la igualdad de derechos. Aquel domingo de mitad de siglo pasado, las mujeres pudieron pudieron ejercer por primera vez- y con todas las de la ley- su derecho a votar. Mendoza tuvo un importante papel en esta parte de la historia y se sumó al constante trabajo de las mujeres que venían luchando por una sociedad equitativa.

Este jueves se cumplen 70 años desde aquel suceso y justamente a pocos días de regresar a las urnas este 14 de noviembre a reivindicar ese derecho que tanto costó pero que finalmente fue adquirido. Un poco más atrás en la línea del tiempo, el voto femenino comenzó a gestarse en diferentes países del mundo, por supuesto que en varios encontró una acérrima resistencia y en otros, ya había sido implementado.

Por esa época hubo argumentos "científicos" que señalaban que la mujer no estaba capacitada fisiológica ni intelectualmente para votar lo que resultaba suficiente en distintos puntos del globo para mantener la prohibición.

"En Argentina, había una gran cantidad de efectores que resistían estos derechos. La Ley Sáenz Peña estableció el voto secreto, universal y de lista partida pero si bien no prohibía explícitamente el voto femenino, basaba la participación en los sufragios en los inscriptos en el padrón electoral que se conformaba de los enrolados, es decir, de hombres que prestaban servicio militar. De allí que el documento de identidad fuera libreta de enrolamiento para varones y libreta cívica para las mujeres", comenzó a explicar Darío Sanfilippo, magíster y docente en la Licenciatura de Historia de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo).

"Entonces, para poder sufragar dentro del marco de esa ley se utilizaba como instrumento de reconocimiento de derecho al voto estar empadronado. De esta manera, por acción o por omisión, la mujer estaba excluída.", agregó.

Pero este capítulo de la historia argentina realza el rol de una mujer fundamental: Julieta Lanteri, médica, farmacéutica y precursora en el movimiento feminista. Fue la primera mujer incorporada al padrón nacional y la primera en votar tanto en Argentina como en toda América Latina. Fundó el Partido Feminista Nacional y luchó durante toda su vida por la reivindicación de los derechos de las mujeres.

Julieta Lanteri votando. Foto: Archivo General de la Nación.

Lanteri nació en Italia, en 1873 y llegó a Buenos Aires junto con su familia cuando tenía 6 años. Sus logros a base de lucha son muchos y todos importantes en materia de igualdad, todos. En 1911 se anticipó a los padrones electorales y se presentó con un amparo de la justicia porque el padrón no mencionaba nada respecto a que las mujeres no pudieran votar.

De esta manera, el 16 de Julio de aquel año fue la primera mujer incorporada a un padrón electoral argentino, y en las elecciones del 26 de noviembre de ese año se convirtió en la primera sudamericana en votar. Este dato no es menor teniendo en cuenta que en el país, el voto femenino recién se aprobó en 1947 a través de la Ley N° 13.010, impulsada por Eva Duarte de Perón. Incluso, se la conoce como "Ley Evita".

"Esto habla de cómo las mujeres siempre lucharon y buscaron su participación y la equidad de derechos mientras que los varones se las iban a negar sistemáticamente durante muchos años. El peronismo, ya en el poder en 1946 con la elección de Juan Domingo Perón, junto con María Eva Duarte, van a tomar esta bandera de la participación de la mujer en forma más integral y de la mano del senador nacional por Mendoza, Lorenzo Soler, se alcanzaría la conquista de este derecho", señaló Sanfilippo.

Eva Duarte votando por primera y única vez gracias a la Ley que ayudó a impulsar.

"Lorenzo Soler, médico. Perteneció a la Unión Cívica Radical y fue electo senador nacional por la Unión Cívica Radical Junta Renovadora, partido integrante de la coalición peronista. Junto a Alejandro Mathus Hoyos, fue representante de Mendoza en el Congreso Nacional y oportunamente presentó el proyecto de ley que establecía el derecho al voto femenino y que se aprobó en la década del '40 de la mano de Eva Perón para concretarse plenamente en las elecciones de 1951", sumó.

"A partir de allí, ese reconocimiento del derecho cívico de la mujer para participar activamente de la política iría ampliándose paulatinamente con el paso de tiempo. Llegamos a la fecha con este avance tan importante no sólo de las mujeres sino también de las disidencias en donde se reconoce los derechos de toda persona humana como debe ser", cerró el docente.

Te Puede Interesar