CIFRA PROMEDIO PROVINCIAL

En Mendoza, el 80% de los estudiantes de secundaria aprobó los "aprendizajes prioritarios" del 2020

Por Florencia Rodriguez

La pandemia por coronavirus obligó en sus comienzos a cerrar todas las escuelas de la provincia. En principio sería por dos semanas pero el aislamiento siguió extendiéndose por meses. En el medio, los gobiernos provinciales trabajaban con el nacional para analizar y decidir qué hacer ante esta situación, el problema no era novedoso pero mostró su cara más cruel: miles de estudiantes no podían avanzar en sus estudios por falta de conectividad.

Se implementaron varias medidas, programas y estrategias para acercar a estos alumnos y alumnas "fuera del sistema" a sus docentes, a sus compañeros/as de clase. El resultado no fue inmediato y no fueron pocos los que quedaron excluidos hasta el regreso a la presencialidad. Este fue uno de los motivos por los que las autoridades de todas las jurisdicciones votaron en el Consejo Federal de Educación (CFE) y decidieron que no habría repitencia. En cambio, se conformó una unidad pedagógica de los ciclos lectivos 2020-2021.

Con esta decisión en marcha hubo que establecer algunos cambios en las currículas de estudio, así surgieron los "saberes prioritarios", una serie de contenidos que los estudiantes tenían que aprender sí o sí en el transcurso de estos dos años mientras que quienes tuviesen mayores dificultades recibirían acompañamiento a contraturno. La idea era que para el final de este ciclo lectivo, todos/as estuviesen en las mismas condiciones e incluso, se destinaron fondos para costear horas extras que debieran hacer los/as docentes para cumplir con la meta.

Uno de estos programas es: "Mejor en mi Escuela" (PME), a través del cual la Dirección General de Escuelas (DGE) distribuyó 3.700 horas en 184 instituciones para el apoyo escolar. Esto, sumado al regreso paulatino a las aulas resultó en un alto porcentaje de alumnos y alumnas que han alcanzado el objetivo de aprobar estos saberes prioritarios y quienes aún no hayan podido, seguirán cursando hasta el 17 de diciembre.

"Es bueno que haya vuelto la presencialidad, esa diferencia se ha notado y ha sido fundamental para los chicos, en algunos casos ya están asistiendo todos/as a las aulas, son pocas las instituciones que siguen con el formato burbuja y esto se refleja en el rendimiento pedagógico porque la mediación del docente en forma presencial ha sido y es crucial. Si bien se avanzó de forma virtual creo que todos vamos a coincidir en que estudiar en la escuela es lo ideal", comenzó a explicar Emilio Moreno, director de Nivel Secundario de la DGE.

"Desde ese punto de vista, este año nos tocó recuperar a los alumnos/as que habían quedado alejados del sistema y eso también ha sido bastante trabajoso y por eso se dispuso un recurso aparte para esta tarea que es el PME para horas cátedras desde marzo hasta diciembre. Se trata de horas extra destinadas a ser utilizadas en apoyo pedagógico con fondos exclusivos de la DGE. Se pagan por bono y cada institución va eligiendo al docente de su comunidad con el mejor perfil para ocupar esas horas según el contenido que se necesite reforzar que mayoritariamente son los mismos: matemática y lengua", agregó el funcionario.

Este programa, el trabajo docente y el acompañamiento de madres, padres y/o tutores han conseguido la meta de que un buen porcentaje de alumnos y alumnas de Nivel Secundario hayan podido aprobar la lista de saberes prioritarios mientras que quienes aún no lo hayan conseguido tendrán tiempo extra en diciembre luego de la finalización de clases programado para el próximo 30 de noviembre.

"La progresión ha sido muy buena y hemos estado siguiendo los resultados. Por eso, podemos decir que hoy- en promedio- a nivel provincial, el 80% de los estudiantes han conseguido cumplir con los aprendizajes priorizados del año 2020. El año pasado hubo clases virtuales y había que enfocarse en los alumnos y alumnas que hayan registrado trayectorias débiles en esos meses en los que estuvieron cerradas las escuelas y para eso se crearon distintas estrategias", señaló Moreno.

"Hubo materias que de por sí siempre representaron un desafío para el alumnado y se complejizaron con las clases a distancia. Aproximadamente- y en promedio- el 60% de los chicos/as necesitó apoyo escolar extra que se da a contraturno. En números, del universo de 65 mil estudiantes de secundaria, 36 mil necesitaron acompañamiento pedagógico y de esos, el 20% sigue en promoción, lo que equivale a unos 12 mil", detalló. "Son quienes deberán seguir asistiendo a clases hasta el 17 de diciembre", cerró.

Te Puede Interesar