polémica tras el hallazgo de restos óseos

El Poder Judicial desacreditó al rastreador privado que contrató la familia de Viviana Luna

Por Sección Policiales

Mediante un comunicado de prensa oficial, el Poder Judicial afirmó que el rastreador privado contratado por la familia de Viviana Luna, Marcos Herrero, no está autorizado para realizar este tipo de tareas, las cuales necesitan una homologación requerida por el Ministerio de Seguridad de la Nación.

Esto en base a un informe que llegó a la fiscalía de homicidios desde la Dirección de Planificación Operativa y Centro de Monitoreo, a cargo de Juan Manuel Scanga.

El mismo afirma que Herrero "nunca participó del examen que nosotros brindamos a las Fuerzas Federales, Provinciales, BBVV y ONG´s que consiste en una certificación para el ingreso al ‘Registro Nacional de Búsqueda de personas vivas con perros', el cual depende de este Ministerio de Seguridad y que es un aval fundamental para poder trabajar en ese tipo de búsquedas".

La casa abandonada donde encontraron los restos. 

Aprovechando este comunicado, desde la fiscalía de homicidios de la provincia volvieron a reiterar que el lugar donde Herrero encontró los restos óseos ya había sido requisado en el año 2019 en el marco de la averiguación de paradero de Luna, y en esa ocasión no se encontró ningún hueso u objeto de dudosa procedencia.

"El mismo Herrero -en su declaración testimonial- admitió haber manipulado evidencia sin esperar la presencia policial ni del fiscal, porque dijo que ni él, ni la familia de Viviana Luna confían en la Policía", afirma el comunicado.

En tanto que luego agrega: "El Ministerio Público Fiscal comprende la situación de la familia y la comunidad en general, pero es necesario y responsable esperar que concluyan las tareas de la Policía Científica, antropología forense y del laboratorio de huellas genéticas de ADN para dar algún tipo de certeza sobre los restos hallados".

Este es el informe del Ministerio de Seguridad de la Nación:

Te Puede Interesar