En el Congreso

Aveiro, duro con los mendocinos que no dieron quórum: "Son unos hipócritas"

Por Facundo La Rosa

La decisión de Juntos por el Cambio de no dar quórum para la sesión especial de Diputados en la que se tratarían el proyecto de ley de etiquetado frontal de alimentos y los relacionados a las condiciones laborales de trabajadores vitivinícolas, no cayó bien en el peronismo, desde donde repudiaron la decisión de los cuatro diputados mendocinos de la oposición que se plegaron a la posición partidaria (sólo Claudia Najul y Federico Zamarbide bajaron al recinto).

Alfredo Cornejo, Jimena Latorre, Luis Petri y Omar De Marchi fueron los apuntados por los dirigentes locales del Frente de Todos. Martín Aveiro, intendente de Tunuyán y jefe de campaña de ese espacio para las elecciones del 14 de noviembre, calificó de " triste e hipócrita cuando en campaña se ponen la mano en el corazón por Mendoza, pero a la hora de votar leyes que benefician directamente a miles de comprovincianos, deciden que ni siquiera darán el debate".

Aveiro participó de la licitación de la obra de reconstrucción de puentes de la ruta 40 (Cristian Lozano)

En diálogo con Sitio Andino, el funcionario ponderó que la ley de etiquetado "tiene que ver con la salud de nuestra gente y, sobre todo, la de nuestros niños, porque trabaja sobre la educación alimentaria y muestra reglas claras a la hora del consumo de cualquier alimento". Por tal motivo lamentó el no acompañamiento de los dirigentes cambiemitas que representan a Mendoza en el Congreso. "Es evidente que alguien no quiere que salga la ley (en relación al lobby empresarial), pero más lamentable es que quienes fueron elegidos para defender los intereses de la provincia, le den la espalda a su pueblo", planteó.

En cuanto a la normativa que prevé un régimen previsional especial al sector viñatero para que puedan jubilarse a los 57 años, entre otros beneficios laborales, Aveiro consideró que "si hay algo que nos caracteriza en Mendoza, es el trabajo y el sacrifico de gente que todos los días se levanta y se rompe el lomo con heladas o sol intenso, y le pone el cuerpo para que pueda crecer, ser productiva y sostenible en el tiempo".

"No querer tratar los beneficios de esta gente que no está en una oficina con aire acondicionado o calefacción, sino dando lo mejor para que Mendoza crezca, es sinceramente un despropósito", evaluó.

Te Puede Interesar