rastrillajes en potrerillos

El hallazgo de restos óseos reactivó la búsqueda de Viviana Luna, desaparecida en el 2016

Por Sección Policiales

Durante gran parte de este miércoles y a partir del trabajo de un rastreador privado, se realizaron rastrillajes en Potrerillos en el marco de la búsqueda de Viviana Luna, la mujer de 45 años que desapareció el 7 de diciembre del 2016.

Si bien para la justicia la principal hipótesis era que la mujer había desaparecido por su decisión, la familia de ella nunca aceptó esta versión y ahora, con el hallazgo de restos óseos en Potrerillos, se reactivó la expectativa.

Fuentes policiales confirmaron que tras el trabajo de Marcos Herrero, un rastreador privado que fue contratado por la familia de Luna, se hallaron restos óseos en una casa abandonada ubicada en cercanías a Valle del Sol.

Tras esto se activó un importante operativo que se extendía hasta las 19, confirmaron fuentes policiales. Del mismo participaban la fiscal Claudia Ríos -quien tiene a cargo el paradero desde el 2016-, el fiscal de homicidios Gustavo Pirrello, Policía Científica y Bomberos, entre otros.

Es que algunos de los restos hallados tenían signos de haber sido prendidos fuego, por lo que efectivos de Bomberos también trabajaron para confirmar esto. Por el momento esto no fue confirmado, señalaron los pesquisas.

Pero además, en el lugar encontraron una billetera y otros objetos de dudosa procedencia, por lo que Científica los peritó para intentar hallar pruebas importantes.

Los investigadores, con suma cautela, afirmaron que todos los restos encontrados fueron enviados al laboratorio para su respectivo análisis. 

"Hasta que no tengamos el informe de esos estudios no podemos sacar conclusiones", dijeron.

Por el contrario, desde el entorno de la familia de Luna ya anticiparon que en los rastrillajes "encontraron pistas importantes que comprometen a personas importantes de la sociedad mendocina".

Viviana Luna desapareció el 7 de diciembre del 2016 cuando iba a una entrevista laboral. Luego se encontraron al menos dos cartas donde supuestamente la mujer se despedía de sus seres queridos.

No obstante, la familia de la mujer siempre negó que Luna haya abandonado la provincia por su decisión.

De esta forma se hicieron múltiples rastrillajes, algunos en la zona donde hoy el rastreador privado encontró los restos, pero todas las medidas fueron negativas.

A casi cinco años de la desaparición y con una recompensa de $200.000 para quien aporte datos que ayuden a la búsqueda de Luna, el paradero tuvo un nuevo capítulo con este hallazgo de restos óseos.

Ahora las pericias serán determinantes para saber si los mismos tienen relación con el paradero.

Te Puede Interesar