Análisis político

La inseguridad jurídica que realmente vio la minera Vale y una acción necesaria del gobernador

Por Delia Segura, directora de SITIO ANDINO
La minera Vale fue noticia por su preocupación ante la inseguridad jurídica que vio en Argentina tras la expropiación de YPF. Dudó de materializar efectivamente la millonaria inversión prevista en Mendoza. Y eso no fue una operación de prensa en contra del gobierno de Cristina por parte del diario La Nación, el primero en informar al respecto. La inquietud de esta gigante brasileña es real, a tal punto que ese estado de intranquilidad pasaron a tenerlo altos funcionarios de la Nación.

Antes y después de esto hubo gestos, acciones, comunicados... Recordemos que mucho antes de la nacionalización de YPF, y en nuestra propia provincia, la Presidenta eligió a la Vale. Un acto más a favor de la minería con la que el gobernador debe hacer equilibrio. Más tarde, apenas aprobada la expropiación de la petrolera el poderoso Julio De Vido viajó a Brasil para decirle al gobierno de ese país que con ellos está todo ok.

Sin embargo, la empresa brasileña cree que hay mayor riesgo político, sumado a la "potencial explosión inflacionaria". En síntesis, está "reevaluando" la concreción de su proyecto de explotación de potasio Río Colorado, en Malargüe. Para los escépticos, se aclara que lo dijo en una teleconferencia el presidente de la compañía, Murilo Ferreira.

El directivo señaló que el riesgo político derivado de la expropiación de YPF "es un elemento más de preocupación, pero no el único" que lleva a estudiar nuevamente el proyecto que podría convertir a la Argentina en uno de los cinco principales productores y exportadores mundiales de potasio, una de las materias primas utilizadas para la elaboración de fertilizantes.

Para quienes prefieren los números, se trata de una inversión por 5.915 millones de dólares y alrededor de 8.000 empleos. Vale ya lleva invertidos más de U$S 500 millones y ha tomado a unos 3.000 trabajadores. Y esto es en Mendoza. Por eso es necesario que el gobernador tome cartas en el asunto, sin relajarse ante las versiones que en las últimas horas indican que en realidad Vale se siente segura.

El ministerio de Planificación salió a dar tranquilidad ayer, afirmando que la minera invertirá u$s 1000 millones más en el proyecto Potasio Río Colorado. En un comunicado de prensa, el gobierno precisó que De Vido junto con el secretario de Minería, Jorge Mayoral, recibió al presidente de Vale en la Argentina, Sergio Leite, “para analizar los avances de este proyecto, que implica una inversión total de u$s 5.900 millones”.

Sin duda, esto es una acción oportuna en la previa al fin de semana, los análisis políticos y económicos de los diarios. Lo cierto es que la minera Vale está preocupada y reevaluando sus pasos a seguir. Y eso enciende una luz de alerta en Mendoza, que el gobierno de Francisco Pérez no puede dejar de ver.

Te Puede Interesar