El hecho sucedió en diciembre en Guaymallén

Atraparon a un albañil acusado de matar a un hombre para robarle una moto

Por Hernán Adrover

Un hombre quedó detenido este miércoles por estar acusado de ser el autor de un homicidio ocurrido a fines del año pasado en una casa de Guaymallén. 

El sospechoso estaba trabajando de albañil en un complejo en cabañas en Luján y quedó a disposición de la Justicia. La víctima fue encontrada en una bañadera y con un golpe en la cabeza y se creyó que era un accidente. Luego confirmaron que lo mataron para robarle una moto. 

El hecho de sangre fue descubierto el 26 de diciembre del 2020 en una casa de calle Patricias Mendocinas al 1400 de Guaymallén. En una primera instancia, el caso pasó como un accidente doméstico porque los primeros indicios marcaron que la víctima, identificada como Vicente Aldo Totola, se había caído en una bañadera. 

Esas primeras pruebas, daban cuenta que tenía un golpe en la cabeza y que habría sido provocado por una fuerte caída. Sin embargo, luego confirmaron que a la víctima le habían robado una moto y que había sido asesinada. 

El caso pasó a ser investigado por el fiscal Gustavo Pirrello, de la Fiscalía de Instrucción Nº17 de Homicidios, quien ordenó los pasos a seguir y fue tras los autores del hecho. 

Luego de varios meses de investigación, los sabuesos lograron identificar a quien habría sido el autor material del hecho, el cuál no trascendió en los medios porque había sido un supuesto accidente doméstico.  

 A partir de ese momento se puso en la orden del día la captura de Carlos Gastón Fabian Guajardo Castillo. Los policías de la División Homicidios de Investigaciones, tras varias tareas de seguimiento, supieron que el sospechoso estaba en zona de Potrerillos

Por ese motivo, este miércoles, una comisión se dirigió a dicha zona y llegó hasta un complejo de departamentos que está ubicado sobre la calle Los Tambos en El Salto. Los policías supieron que el hombre trabajaba por ese lugar y observaron a un individuo de similares características físicas que estaba manipulando una máquina hormigonera.  

 Cuando los policías de civil quisieron identificarlo, el sospechoso salió corriendo para no ser capturado y se metió en la obra en construcción. Sin embargo, los efectivos lo redujeron a los pocos minutos y fue trasladado a la Comisaría 47ª de Carrodilla.  

Inmediatamente quedó a disposición de la Justicia. Ahora, el fiscal lo iba a imputar por el hecho de sangre.

  


Te Puede Interesar