crimen en el barrio bombal

Caso "Lucho" Moreno: la defensa planteó nulidades y pidió una domiciliaria en San Rafael

Por Pablo Segura

La defensa de Pablo Rivas Stewart (27), acusado por el crimen de Luziano Moreno (30) en el barrio Bombal de Ciudad, mostró sus primeras cartas para intentar salvar al imputado, tarea que no será para nada fácil por la cantidad de pruebas en su contra.

Alejandro Cazabán, abogado del sospechoso, planteó hoy dos pedidos de nulidades en lo que fue la audiencia de preventiva, donde la fiscal Claudia Ríos y la querella solicitaron que el imputado continúe detenido por el asesinato.

En la previa de la audiencia hubo una marcha para pedir por la preventiva de Pablo Rivas.

El letrado pidió la nulidad del allanamiento en la casa del sospechoso, realizado horas después del crimen, al entender que no estaba debidamente aprobado por una jueza. También solicitó que sea un perito de parte quien analice los dispositivos electrónicos secuestrados en esa medida.

En tanto que al mismo tiempo, requirió como "subsidio" que si le dicta la prisión preventiva a Rivas, sea bajo la modalidad de prisión domiciliaria, en una casa de San Rafael, de donde es oriundo el imputado.

Por su parte, la fiscal no se quedó atrás y rápidamente contestó los pedidos de la defensa. Descartó la nulidad del allanamiento y mostró que fue la jueza Érica Rivas quien autorizó el allanamiento, a través de Whatsapp, del celular oficial de ambas.

La hipótesis de la fiscalía y las pruebas que hay en contra de Rivas Stewart.

A lo largo de más de tres horas, la fiscal enumeró las pruebas en contra del sospechoso y sostuvo la hipótesis de que el crimen de Moreno ocurrió durante un intento de robo fallido de $4 millones, dinero con el que la víctima fatal iba a comprar 22.000 dólares.

La detención al lado del cadáver, la botella con combustible, los audios previos al crimen y el relato de los testigos presenciales, entre otros, son las pruebas que complican -y mucho- a Rivas.

En base a esto, solicitó que el sospechoso siga detenido en la cárcel, acusado de un "homicidio criminis causa", es decir, matar para ocultar un delito, que en este caso sería el robo.

La querella, a cargo de Armando Torres, insistió con la hipótesis de que el crimen fue premeditado, algo que también es analizado por la fiscal desde el inicio de la causa.

El crimen ocurrió el jueves 22 de julio en la calle Suárez de Ciudad: los detalles del asesinato.

Esto porque el sospechoso llevaba ropa para cambiarse, una botella con combustible y dos cuchillos, entre sus pertenencias.

En tanto que Rivas, acostumbrado a realizar ese tipo de transacciones de divisas, siempre citaba a sus clientes en su vivienda, pero esta vez prefirió reunirse en la vía pública.

Tras los planteos de las partes, la jueza Miriam Nuñez pasó a un cuarto intermedio, sin fecha aún, donde resolverá los requerimientos. 

Te Puede Interesar