COVID-19

Emir Félix cuestionó a la Provincia: "Hay diferencias sobre el modo de contabilizar los datos"

Este martes el intendente de San Rafael, Emir Félix,  llegó hasta la Casa de Gobierno, convocado por el gobernador Rodolfo Suarez para analizar la situación epidemiológica de ese departamento, luego de que ayer se detectara un pico de casos de Covid-19, que representó más del 30% de los casos detectados en toda la provincia. Félix se fue sin respuestas a sus pedidos, pero con el compromiso de que el viernes tendrá definiciones sobre probables nuevas medidas para el departamento. Insistió en la suspensión de la presencialidad en el nivel secundario y la no obligatoriedad de la asistencia a las escuelas en la primaria. Además, cuestionó la carga de datos por parte de la provincia. 

El intendente y el gobernador estuvieron reunidos unas dos horas en la Casa de Gobierno y si bien no hubo anuncios, se espera que el viernes los haya; luego de la conversación que Suarez y sus pares de otras provincias mantengan con el presidente Alberto Fernández, que anunciará nuevas medidas para todo el país; y del posterior diálogo con todos los intendentes.

"El gobernador me pidió que lo espere hasta el viernes. Si bien lo del Sur es preocupante, la historia nos muestra que empieza a brotar en otros lados. Y un rebrote en el Gran Mendoza sería muy complicado. Creo que vale la pena llegar a un acuerdo político para más restricciones, no veo otra salida", destacó Félix en diálogo con la prensa.

"Espero al gobernador hasta el día viernes, que va a tomar medidas para toda la provincia. Y en función de eso, si hay alguna medida que considero que falte, la tomaré", advirtió el sanrafaeilino. "Sigo sosteniendo la necesidad de tomar más medidas. Si no tomamos restricciones la situación va a ser complicada", señaló el intendente.

  Por otra parte, se refirió a "la relación institucional" con el gobernador y la calificó de "perfecta", aunque aclaró: "Es evidente que tenemos diferencias en la percepción de cómo salir de esta situación o cómo ganar tiempo. Tenemos una diferencia de matiz muy clara y lo hemos compartido. Opinamos distinto".

Análisis aparte merece el cuestionamiento que Félix le hizo a la provincia por la carga de los datos en el sistema y el nivel de testeos. "Vamos a tratar en estos días de revisar los números tanto del Sur como del Norte de la provincia. Evidentemente, hay una falla en algún lado. Es muy poco lo que se testea (a nivel provincial), hay diferencias sobre el modo de contabilizar los datos y la información sobre los fallecidos que se dan", dijo y disparó: "Una provincia debe poder medir a sus fallecidos. Es complicado si una provincia no puede medir a sus fallecidos. Ahí empezamos a ser Haití", dijo en diálogo con la prensa.

"Evidentemente estamos haciendo una evaluación diferente de la manera en la que estamos trabajando en el Sur con cómo se está trabajando en el resto de la provincia. Eso nos abre muchos interrogantes sobre cuál es el estado de los contagios. En el Sur estamos haciendo muchos más testeos de lo que se hace en el resto de la provincia, aplicamos la modalidad de los rastreadores, de hisopar a los vínculos estrechos, y hay laboratorios privados que informan solo los positivos", sostuvo.

"Estamos tomando muestreos de manera diferente. En Rafael estamos haciendo muestreos grandes, esto eleva el porcentaje de positivos. Evidentemente circula una cepa con un comportamiento distinto al que teníamos el año pasado. No creo que esa situación sea diferente en toda la provincia, pero hay una búsqueda diferente de los contagiados activos", sostuvo Félix. 

Te Puede Interesar