Copa Libertadores

Lanús cayó con Vasco da Gama en Brasil

El "Granate" fue vencido 2-1 por los cariocas, pero terminó entero y apuesta a dar vuelta la serie de octavos de final de la Copa en casa, la semana próxima. Alecsandro y Souza marcaron para el local. Regueiro descontó.

Por Sección Andino Sports

Lanús aún debe estar midiendo los efectos y las consecuencias. Pudo haber empatado, pero también es cierto que pudo haber perdido por una diferencia mayor que le hubiera dejado la clasificación fuera de alcance. El puro materialismo le dirá que, tras la derrota por 2-1 con Vasco da Gama, avanzará a los cuartos de final con un triunfo por 1-0, el miércoles próximo, en el Sur. También le recordará el debut de Teo Gutiérrez, que jugó los últimos 20 minutos y que tuvo el empate cerca del final, con un remate por encima del travesaño. Y también le dirá de una buena lección aprendida. 

Dio la impresión en el comienzo que Lanús se despojó de la tibieza que mostró fuera de casa. Si bien le ganó a Emelec (2-0) en esa condición, cayó con Olimpia (1-2) y con Flamengo (0-3). No sólo se trató de los resultados: en esos partidos dejó una imagen tan pálida que hasta puso en duda sus mejores intenciones. Anoche, en parte, cambió algunas de esas postales. Claro que todavía le falta para recibirse como un equipo duro, aplomado. Y bastante. 

Lanús pasó de tener la apertura en un puño, con el mano a mano que Prass le tapó a Valeri, a una desventaja que despertó sus peores temores. Alecsandro se filtró y definió ante Marchesín, de débil resistencia. En defensa de los granates, poca previsión podrá tenerse ante el talento. Ahí se encuadrará el gol de Souza: dominio, un sombrero incluido y un preciso remate a la izquierda. Nada que hacer. 

El inquieto Regueiro mantuvo viva la esperanza. El uruguayo fue de lo mejor. Le hicieron un penal que, primero, el árbitro Silvera sancionó, pero que segundos después anuló por una posición adelantada avisada por uno de los asistentes. Después, descontó con un enganche y una definición en el área chica. Más tarde, tuvo dos veces el empate: remató mal con el arco casi libre y por encima del travesaño desde una buena posición. 

En el final hubo emoción. Marchesín se lució ante Eder. Teo tuvo la victoria y falló. Aunque le falta, y pese a la caída, Lanús aprendió algo: puede. 

Lanús: Agustín Marchesín; Carlos Araujo, Paolo Goltz, Diego Braghieri, Maximiliano Velázquez; Mauro Camoranesi, Matías Fritzler, Guido Pizarro, Diego Valeri; Mariano Pavone y Mario Regueiro. DT: Gabriel Schurrer.

Árbitro: Roberto Silvera (Uruguay).

Te Puede Interesar