Ocurrió en Maipú

Lo detuvieron, quedó libre pero desapareció: lo buscaron pero estaba "de joda"

Por Hernán Adrover

Una denuncia de este martes provocó un gran movimiento de policías de diferentes departamentos para investigar un caso por averiguación de paradero de un hombre de 43 años en el departamento de Maipú. El hijo del hombre explicó que su padre, a la salida del trabajo en Godoy Cruz, fue detenido por policías y que luego nunca llegó a su casa. La esposa salió a buscarlo y se presentó en diferentes comisarías pero el sujeto no apareció. Preocupados, se inició la búsqueda pero este miércoles apareció en estado de ebriedad y explicó que se "había ido de joda". 

Todo se inició cerca de las 18 de este martes cuando padre e hijo salieron de trabajar de una carpintería de calle Alsina de Godoy Cruz. De allí se dirigieron a su casa del barrio Renacer de Maipú pero en calle Fangio, según la denuncia del muchacho, los detuvieron unos policías que iban en un móvil para verificar sus datos. 

Con el sistema biométrico, verificaron sus huellas dactilares y sus identidades para saber si tenían antecedentes o medidas pendientes con la Justicia. Según relató el muchacho de 23 años, a él le dio resultado negativo ese escaneo pero a su padre "se le prendió la luz roja" del sistema policial. Es decir, le figuraba alguna medida pendiente.

Por ese motivo, según el joven, al padre lo subieron a un móvil y trasladaron a una dependencia policial y a él lo liberaron. Una vez en su casa, le comentó la situación a su madre, de 40 años, quien se preocupó por la situación. 

Luego, cerca de las 21, la esposa del hombre se alteró aún más y fue con su hijo a buscarlo a diferentes comisarías pero no estaba en los registros. Hicieron lo propio en hospitales y seguía sin aparecer. Por ese motivo se movilizaron los efectivos de Godoy Cruz, de Maipú, de Luján y de otras divisiones de Investigaciones. 

Este miércoles a primera hora seguía sin aparecer y por ese motivo la esposa se dirigió a la Oficina Fiscal Nº15 de la Comisaría 47ª de Carrodilla para hacer la denuncia. En ese momento, cerca de las 9, una hija del matrimonio fue hasta la comisaría y le dijo a la mujer que el padre había aparecido en la casa y en estado de ebriedad. 

Una vez con esa novedad, los policías se dirigieron al domicilio y confirmaron el paradero. Al consultarle qué había pasado, el individuo manifestó que tras ser detenido, se descompuso y lo llevaron al Hospital del Carmen. Cuando salió, estuvo deambulando, después aseguró que "estuve de joda" y por ese motivo no regresó al domicilio. Además, manifestó que había tenido problemas con su esposa. 

Por esa razón, ahora las autoridades investigan si acusan al hombre de algún delito o si se tiene que hacer cargo del gran despliegue policial que se realizó en su búsqueda. 


Te Puede Interesar