millonaria indemnización

Dura condena al Estado por la detención de una mujer: la respuesta de la Provincia

Por Pablo Segura

El Tercer Juzgado Asociado de nuestra provincia, con la firma del juez Ricardo Sáncho, condenó al Estado a pagarle más de $1.600.000 a una mujer que estuvo detenida indebidamente durante un año y 8 meses, al ser señalada como cómplice del abuso sexual de su propia hija de 4 años, cuando en realidad no estaba al tanto que su pareja atacada a la menor.

El juez cuestionó duramente la labor del fiscal Gustavo Fehlmann, quien instruyó la causa y destacó la insólita defensa del Estado provincial, que a través de su abogado, Mario Araniti, aseguró que la culpa la tenía la mujer "por haber elegido de pareja a un violador".

El hecho en cuestión ocurrió en febrero del 2013, cuando una mujer debió llevar al hospital a su hija menor, de 4 años, por un cuadro febril. Tras una serie de estudios y de una intervención quirúrgica, los médicos advirtieron que la menor presentaba signos de haber sido abusada.

De inmediato se le dio intervención a la justicia y el fiscal Fehlmann ordenó la detención de sus padres. De esta forma acusó al padre como autor de la violación y a la mujer como cómplice de ese acto.

Como consecuencia de esto, la mujer fue trasladada al penal de El Borbollón, donde estuvo privada de la libertad un año y 8 meses.

Tras varios años de investigación, la justicia decidió absolver a la acusada. Sin embargo, por el antecedente, el Juzgado de Familia de Godoy Cruz mantuvo la prohibición de acercamiento para sus dos hijas, a quienes no pudo ver más.

Entonces, con esta situación la mujer demandó al estado. Allí apareció la insólita respuesta del abogado de la provincia, quien aseguró la culpa de la detención era de la actora, "pues ella eligió a su pareja por lo que no debe responsabilizarse al Estado, ni a la población con el costo de una indemnización por algo que la actora hizo por su propia voluntad".

"Hay culpa de la víctima ya que en todo caso puso al violador cerca de su hija, sostiene que es lógico que se imputará a la actora porque se podía presumir que su pareja era un violador", aseguró el letrado, según consta en la causa civil.

Sin embargo, tras un largo período de investigación, el juez civil decidió darle la razón a la mujer. En sus fundamentos consideró que "hubo un grave error por parte de las fiscalías o fiscales que intervinieron".

"Basaron una acusación tan grave, que llevó a la víctima a estar un año y ocho meses privada de la libertad, solo en prejuicios y en presunciones", aseguró Sancho.

En tanto que en un apartado, destacó la defensa del Estado, a la cual calificó que "totalmente infundada cuando dice que la actora es responsable porque eligió mal su pareja, conviviendo con un compañero tan nefasto, ya que evidentemente la actora no tenía motivo de sospechar del propio padre de la víctima, siendo un hecho público y notorio que muchas parejas a veces conviven durante muchos años y que recién después de ese tiempo llegan a descubrir a quien tenían a su lado".

De esa forma, el juzgado ordenó que el Estado indemnice a la mujer con el pago de $1.605.450 más los intereses ocasionados durante la investigación del caso. 

Nota: no se publica la sentencia civil porque hay menores involucrados. 

Te Puede Interesar