Ley de leyes

El PJ dilata la votación del Presupuesto y pide certezas a Cornejo

En medio de una cruda división interna, el FPV le exige al gobernador que diga para qué usará el endeudamiento. La respuesta de Enrique Vaquié.

Por Leandro Abraham

El proyecto de ley del presupuesto provincial para 2016 está siendo tratado en la Legislatura provincial, donde la Cámara de Diputados intenta darle media sanción a la iniciativa enviada por el gobernador Alfredo Cornejo. Pese a que la sesión de votación se realizaría esta mañana, tras una reunión con el ministro de Economía, Infraestructura y Vitivinicultura, Enrique Vaquié, el peronismo pidió dilatar la votación en medio de la importante interna que atraviesa ese partido. Prevén una jornada larga y piden certezas al Ejecutivo provincial.

La sesión para votar el Presupuesto 2016 estaba pactada para hoy a las 11, pero una serie de sucesos terminaron por dilatarla. Por un lado, la visita del ministro Vaquié (foto abajo) significó que la oposición pidiera una serie de cambios y certezas para garantizar su voto positivo. Por el otro, la pública y cada vez más cruda interna que atraviesa el Partido Justicialista hace que sus legisladores no terminen de ponerse de acuerdo.

En su visita a la Legislatura el ex diputado nacional y ahora “megaministro” de Cornejo brindó un panorama poco alentador para los sectores económicos y, sobre todo, para la obra pública mendocina. “Mi área tiene poco dinero, pero tenemos confianza de poder avanzar en acuerdos con la Nación. Vamos a tener un año con restricciones. La situación económica hoy es complicada, pero para fin de año y principios de 2017 el panorama es bueno”, les dijo a los diputados y senadores que lo escucharon atentamente.

“Intentamos decir la verdad con el presupuesto y no generar expectativas. La provincia tiene problemas financieros graves”, reconoció Vaquié, quien también habló sobre otros temas como la continuidad del Banco Nación como agente financiero de Mendoza: “La idea y la lógica es que el Nación siga, pero esto es un tango y se baila de a dos”, agregó el funcionario, lanzándole la pelota a la entidad estatal.

Ante esto, el pedido de los legisladores peronistas (divididos) fue que Vaquié le transmita al gobernador Cornejo y al ministro de Hacienda Martín Kerchner que sólo aprobaran la “ley de leyes” 2016 si el Ejecutivo les dice exactamente para qué utilizarán el monto de endeudamiento, cercano a los $5.000 millones de pesos.

“Lo que plantearon algunos referentes nuestros, tanto diputados como senadores, en cuanto al tema puntual del endeudamiento es que tenga un destino específico y un monto acotado. Queremos que el dinero sea utilizado para obras muy específicas en departamentos que tienen problemas con el saneamiento. También queremos gestos hacia la creación de nuevos empleos. En función de la aceptación o no de estas sugerencias es que decidiremos acompañar o no al oficialismo”, explicó a Sitio Andino Silvia Ramos (foto), presidenta del bloque del PJ en Diputados.

Sin embargo, la respuesta de Vaquié llegó sin rodeos ni hipocresías: “El dinero será utilizado para gastos corrientes, para pagar sueldos. Uno en su casa no puede pensar en hacer obras si no le alcanza para comer”, resaltó.

Por esta situación el Frente para la Victoria pidió posponer el tratamiento del Presupuesto por algunas horas y durante la siesta realizarán una reunión de bloque para sentar una postura.

Sigue la interna en el peronismo local

Si bien en el peronismo juran que la respuesta de Cornejo a sus pedidos es lo que decidirá su voto ante el presupuesto, la realidad indica que la fuerte interna que atraviesa el principal partido de oposición también es motivo de disputas e intercambio de opiniones. La división que se desató en el tratamiento de Avalúo e Impositiva en Diputados, y que se hizo pública en el Senado, se está traduciendo también a la pauta de gastos e ingresos que se votará en las próximas horas.

Es así que mientras un sector del PJ está abierto a negociar con Cornejo y sólo le pide algunos cambios para levantar la mano de forma favorable, el kirchnerismo más fanático no quiere saber nada con facilitarle la vida al gobernador de la provincia, a quien acusan de poner palos en las ruedas de la gestión anterior desde el primer día.

Así, mientras quienes votarían en contra del presupuesto denuncian un acuerdo entre Cornejo y los intendentes del PJ, el otro sector aguarda por modificaciones “de forma” para votar positivamente.

Haciendo cuentas

Suponiendo que la votación de las leyes de Avalúo e Impositiva se repita en el Presupuesto, el gobernador Cornejo tendría los números suficientes como para aprobar la norma y también el pedido de endeudamiento. Es que en Diputados el mandatario necesita 32 votos afirmativos, cuando 35 lo acompañaron en las dos hermanas menores de las leyes fiscales. En el Senado, en tanto, el radicalismo tiene que alcanzar las 26 adhesiones y tanto en Avalúo como Impositiva consiguió 30 votos.


Te Puede Interesar