juicio

Piden 4 años para el policía que mató por error a un joven en Maipú

El efectivo lo confundió con un ladrón que asaltaba la despensa de su madre. Ocurrió en 2012.

Por Gabriela Guilló

Darío Agosti podría ser condenado a cuatro años de prisión si los jueces de la Séptima Cámara del Crimen lo encuentran responsable del homicidio de Ezequiel Torrez, ocurrido en una despensa de Maipú en noviembre de 2012.

El 11 de noviembre de ese año, Agosti, un efectivo de la Policía, se encontraba en su casa de calle Padre Vázquez al 900 donde funciona una despensa atendida por sus padres. Ese día, dos ladrones ingresaron con el objetivo de llevarse la recaudación del lugar, la madre del uniformado gritó solicitando la ayuda de su hijo.

En la despensa se encontraba Torrez con su pareja comprando, y Agosti cuando corrió para auxiliar a la mujer, vio al joven y sin mediar palabras le disparó dos veces. Torrez, de 22 años, murió camino al hospital.

En tanto, este mediodía en Tribunales se escucharon los alegatos de las partes. La fiscal de cámara, Susana García solicitó la pena de 4 años de prisión para el efectivo al encontrarlo responsable del homicidio agravado por exceso de legítima defensa.

Para García, la reacción de Agosti no es la lógica con la de alguien que acude en auxilio de su madre, ya que en ese caso, lo primero que 

La víctima.

debería haber hecho es socorrer a la mujer y no disparar. A esto se le suma, explicó la fiscal, que el uniformado disparó dos veces, una en la clavícula de la víctima y la otra en su glúteo.

“Existe una desproporción en la respuesta de Agosti y la agresión recibida por su madre”, concluyó la fiscal.

Por su parte, para la defensa del policía, en manos de Pablo Cazabán, exigirle a Agosti que verificase si Torrez estaba armado excedería la razonabilidad de cualquiera.

“No hay que dejar de lado que todo ocurrió en segundos”, agregó el abogado.

Asimismo, Cazabán insistió en que la víctima fue herida mientras se movía hacia la persona que disparaba, haciendo que el agresor confundiera su actitud con la de un agresor.

La sentencia se conocerá mañana.

Te Puede Interesar