alarma

La DGE confirmó que en dos escuelas los alumnos tomaron clonazepam

Ocurrió en escuelas de Guaymallén y Las Heras. En ambos casos la Dirección General de Escuelas intervino.

Por Gabriela Guilló

En los últimos meses se registraron en la provincia dos casos de alumnos que tomaron clonazepam dentro de colegios.

Uno de los hechos ocurrió en Las Heras y el otro en Guaymallén y en ambos casos la DGE intervino.

Según informó María Rosa Sfeir, titular de la Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario, hace alrededor de un mes y medio en un colegio de Guaymallén un grupo de alumnas tomó clonazepam durante un recreo.

Sfeir, de la DGE

Días después una situación similar se vivió en Las Heras, cuando chicos de segundo año de una escuela técnica le dieron una gaseosa con el ansiolítico a un profesor y a un compañero.

Este caso ocurrió el 18 de noviembre en la escuela Profesor Antonio Douglas Gurgui, de calle Catamarca al 1659. Allí durante un taller de tornería, los alumnos llevaron una gaseosa en la que habían colocado gotitas de clonzepam.

De acuerdo a lo explicado por la directora de la institución, Graciela Álvarez, los jóvenes le ofrecieron al curso la gaseosa, de la cual tomó un compañero y el profesor.

Minutos después, el chico comenzó a sentirse mal y la preceptora debió llamar a una ambulancia del Servicio Coordinado de Emergencias. Fue entonces cuando los chicos confesaron lo que habían realizado y aseguraron que se trató de un juego.

Los médicos constataron que se trató del ansiolítico y ambos damnificados fueron a sus casas a descansar sin presentar ningún tipo de secuelas.

En tanto, desde el colegio realizaron una serie de reuniones con el resto de los profesores y padres y decidieron aplicar lo que se denomina una trayectoria diferenciada a tres de los alumnos.

Si bien ninguno se inculpó por lo sucedido, desde el establecimiento indicaron que el resto de los alumnos los señaló como los responsables del hecho. Por esta razón, estos tres chicos desde el 19 de noviembre no pueden cursar, aunque deben concurrir a rendir los trimestrales y las materias de fin de año.

De estos tres chicos, uno ya tenía problemas de conducta y había recibido este tratamiento, es más, el día del incidente, concurrió al colegio a retirar una tarea.

En relación al hecho, la escuela elaboró 12 actas, aunque no aplicó sanciones severas. El profesor por su parte, concurrió a dar clases al otro día y no realizó la denuncia policial.

Por otro lado, desde la institución descartaron que el joven que tomó la gaseosa sufra algún tipo de acoso o bulllying por parte de sus compañeros. De todas maneras, la familia del estudiante si denunció el hecho en la Oficina Fiscal 5.

“Es algo grave porque los chicos creen que se trata de un juego y estamos frente a una situación compleja”, afirmó la representante de la DGE.

Te Puede Interesar