lunes 5 dic 2022
música

Marky Ramone en Mendoza: el punk rock sigue vivo

El baterista de la legendaria banda neoyorquina pasó por la provincia para demostrar que el rock sigue vigente.

Por Federico Lemos 9 de noviembre de 2014 - 14:55

El punk rock sigue vivo. Y nada menos que de la mano de uno de los legendarios como Marky Ramones. Así lo demostró al pasar nuevamente por nuestra provincia. Este sábado, dejó toda su experiencia en dos horas sin descanso en un N8 Estudio repleto.

La noche comenzó con la banda local "In Nuce" que lentamente fue calentando los cuerpos que esperaban a la estrella de la escena del punk-rock. Si bien era el primer toque de "Mauri" como cantante, la banda fue ambientando a un público que buscaba el poder de la música. Con unos siete temas como "Y a mi qué", "Gorilaz", "No da", y "Ansias de trato", la banda formada en 2009 fue preparando la noche.

Luego, "Cerebro de Mono" fue la elegida para con su estilo más similar a un Ataque 77 de los comienzos, colmara de punk rock con "Diferencia social", "De vuelta al barrio", y "Envuelto en rosas".

Sin embargo, y siendo fiel a su puntualidad, Marky Ramone salió a demostrar que el punk sigue vivo y más que nunca.

Exactamente a las 22.30 se escucharon los primeros acordes de "Rockaway Beach" y el lugar explotó.

Un baterista serio, profesional, con un gesto simple y ameno al público, demostró su técnica y destreza de años de experiencia.

Sin descanso, toco parejo los más clásicos como "Do you wanna dance", "Sheena", "Havana affair", "I wanna be well", " I don't want you", pero exopló en momentos como "Beat on the brat", y clásicos como "53 and 3aRD", "Rock & roll high school".

Unos sesenta minutos a pura música sin descanso ni siquiera a un aplauso, para continuar con el rock de la gira Sudamericana 2014.

Luego vino un intervalo de unos minutos que permitió que el público respirara y tomara más envión para que vivieran más de "Rock n' roll radio", "I just want to have something to do", "I don't want to grow up" del disco Adiós Amigos. Para los cretinos "Cretin hop" y "Ramones" para cerrar un nuevo bis de quince minutos.

Finalmente, con "I wanna be your boyfriend",  "What a wonderful world" y cerró con el clásico "Blitzkrieg Bop" un verdadero mito demostró a su público que sigue vivo.

Fotos: Yemel Fil



Te Puede Interesar