en su visita a la Bicameral

Comperatore: “Los fiscales están en Patricias, de 9 a 13 y no saben los problemas que tienen que resolver

El ministro de Seguridad fue durísimo con los magistrados. Afirmó que “no van a los lugares del hecho” y de los ayudantes fiscales dijo que “lo único que hacen es portar un teléfono”.

Por Pablo Segura

El lunes, durante su asunción, ya había enviado un mensaje al Poder Judicial. Pidió celeridad en las órdenes de allanamiento y colaboración para combatir la inseguridad. Pero hoy, lejos del cassette del funcionario, el flamante ministro de Seguridad criticó duramente a los fiscales y jueces, durante su visita a la Bicameral de Seguridad.

Así, Leonardo Comperatore denunció que los fiscales “no están en su territorio y que no van a los lugares del hecho”, agregó que los únicos que hacen ese trabajo son sus ayudantes, quienes “sólo portan un teléfono para llamar a los fiscales”, y hasta lanzó que los magistrados “están en calle Patricias, llegan a las 9 y se van a las 13, y no saben los problemas que tienen que resolver”.

De esta forma, la reunión entre el ministro y algunos integrantes de la plana mayor de la cartera, con los legisladores del organismo, fue casi en exclusividad para analizar el trabajo del Poder Judicial.

“Los fiscales mandan a sus ayudantes y estos no pueden resolver los casos. Los ayudantes llaman a los fiscales por teléfono mientras esos están en sus casas. Las órdenes de allanamiento tampoco llegan”, lanzó.

En ese sentido, por momentos Comperatore hasta afirmó que “muchos de los problemas que tenemos son porque falta acompañamiento”, en clara referencia al funcionamiento judicial de la provincia.

“El otro día dije algunas cosas en el discurso frente a las autoridades del Poder Judicial. No lo digo para enfrentar. Lo digo de frente para mejorar”, afirmó.

Durante la reunión, Comperatore insistió en armar un “ámbito de diálogo y discusión” e invitó, tal como lo había hecho en su discurso del lunes, a la Inspección General de Seguridad, legisladores, funcionarios judiciales y hasta el propio Jefe de Gabinete.

La lucha contra el narcotráfico fue otro punto que resaltó en la reunión, y allí el flamante ministro volvió a cuestionar a los magistrados. Sostuvo que “en muchas ocasiones tenemos fotos, fundamentos y todas las pruebas, y los allanamientos no salen”.

“Si el fiscal no está en el lugar del hecho, no sirve. Para atrapar a un delincuente hay que actuar rápido. En el medio está la seguridad de todos nosotros”, exclamó Comperatore.

La visita al organismo sirvió además para que el titular de la cartera de Seguridad afirmara que está “revisando” el presupuesto diagramado por su antecesor Carlos Aranda y prometió comunicar de inmediato su visión. “A simple vista estoy todo de acuerdo, pero si hay algo que quiero cambiar les avisaré”, anticipó.

Asimismo, explicó que el objetivo de la fuerza será el de trabajar “fuertemente en la prevención”, con “recursos humanos y tecnológicos”, pero también “caminar la calle”.

“Hay que trabajar con los intendentes. Pero no sólo para poner cámaras, sino para sentarnos con la gente y que nos cuenten sus problemas”, dijo.

Con este panorama, Comperatore y legisladores prometieron reunirse periódicamente, y sumar, con el correr de las reuniones, a distintos actores que puedan fortalecer un diálogo para luchar contra la inseguridad.

Con anuncios y un claro reclamo a la Justicia, asumió el nuevo ministro de Seguridad
Leonardo Comperatore juró y de inmediato adelantó la creación de una agencia de seguridad vial, un edificio de Narcocriminalidad en el límite con Chile y un programa para concientizar el uso del 911. Requirió celeridad en las órdenes de allanamientos.

Te Puede Interesar