Seguridad

Pérez anunció que firmará el decreto para aumentar a $8.500 el salario mínimo de la Policía con cupos

El mandatario ratificó la oferta realizada ayer a los efectivos y negó la posibilidad de realizar modificaciones en el acuerdo final. Anunció modificaciones en los cupos de recargo y los servicios extraordinarios de los efectivos.

Por Leandro Abraham

Las especulaciones sobre la posibilidad de que el gobernador Francisco Pérez diera por cerrado el acuerdo con la policía de Mendoza y fijara por decreto un salario mínimo de bolsillo de $8.500, con la obligatoriedad de cumplir 80 horas extra por mes para llegar a ese monto, finalmente se hicieron realidad. Es que tras una reunión con la cúpula de la Policía (jefes y comisarios de todos los departamentos y el ministro de la cartera) el primer mandatario y quien lo secunda, Carlos Ciurca, anunciaron públicamente la novedad.

Así, y tras una serie de idas y vueltas y pese a las quejas de algunos efectivos (principalmente retirados y familiares), el Ejecutivo fijó en $8.500 el salario mínimo de un policía que recién ingresa a la fuerza. De esta forma, el incremento que tendrán en su salario es de unos $1850 a partir de enero con respecto a lo que venían percibiendo en los bonos de sueldo.

En primer lugar el mandatario, luego de un cónclave con casi 70 miembros jerárquicos de la fuerza, agradeció a los policías de la provincia por su comportamiento durante el conflicto y aclaró que esta fuerza actuó acordemente en los intentos de saqueo. “Han tendido a no romper el contrato social que debe regir en cualquier comunidad, eso es un buen mensaje para todos”, dejó en claro Paco Pérez.

Acto seguido, y en cuanto a la propuesta que el Ejecutivo realizó a los efectivos en el día de ayer, Pérez dejó en claro que “el decreto es la única manera de fijar un aumento salarial” y reconoció que, si bien faltan completar trámites burocráticos, ha tomado la decisión política de sellar el arreglo con la policía de forma unilateral.

En cuanto a los reclamos de algunos efectivos, retirados y familiares, quienes han protestado en la puerta del ministerio de Seguridad y en la Legislatura en las últimas horas, Pérez negó la representatividad que esos grupos autoconvocados tienen sobre el total de efectivos. “Nosotros entendemos que la representatividad de los 9.100 policías, por el sistema que tiene la fuerza, cae sobre los jefes policiales y la conducción”, resaltó el gobernador.

Además Pérez aseguró no tener conocimiento de los efectivos que han pedido cambios en la propuesta estatal: “No tenemos conocimientos ni de cambios ni de una negociación. Hace tiempo venimos trabajando en esta propuesta y es la situación financiera de la provincia la que marca las reglas del juego”, indicó.

Por otro lado el gobernador anunció que los llamados “cupos de recargo” que realiza la policía fuera de su horario de trabajo sufrirán modificaciones y los trabajos que los efectivos realicen en las canchas de futbol, por ejemplo, dejarán de formar parte de este ítem y pasarán a ser servicios extraordinarios, que son mejor pagos.

Te Puede Interesar