Reclamo salarial

La calma en Mendoza "pende de un hilo": policías van por un aumento y no descartan protestas

Lo confirman desde AMUPPOL. El lunes tendrán una reunión con el ministro de Seguridad, Carlos Aranda. De no llegar a un acuerdo, no se descartan posibles protestas y hasta acuartelamientos.

Por Marisa Alarcón
Tras los incidentes que se registraron en otras provincias por los reclamos salariales de la policía, en Mendoza por ahora reina una tensa calma y la situación pende de un hilo. Probablemente todo se defina este lunes cuando el ministro de Seguridad, Carlos Aranda, se reúna con Omar Alcalde de la Asociación Mutual de Policías (Amuppol) y lleve una oferta para mejorar los salarios del personal policial.

“Lo que se ha intentado es realizar un reclamo organizado representando a los policías y evitando situaciones anárquicas”, indicó Alcalde. Sin embargo si el lunes la oferta no los convence probablemente la situación se agravará y no se descarta que decidan realizar una huelga. De hecho Alcalde aclaró que si la reunión con el ministro de Seguridad no da los resultados esperados, le dará libertad al personal policial para que decidan qué medida tomar.

Los incidentes comenzaron esta semana en Córdoba cuando la Policía decidió paralizar sus actividades, lo que desató una ola de saqueos, violencia e inseguridad. Luego esta situación se replicó en provincias como San Juan, Neuquén, Chubut, Río Negro, La Rioja y Santa Fe con un grupo menor que también reclama por mejoras salariales.

En Mendoza actualmente un policía que recién se inicia cobra $4500, y desde Amuppol buscan que el sueldo neto no sea inferior a $7000. Este pedido se traducirá en una fuerte complicación para el Ejecutivo provincial teniendo en cuenta que las arcas provinciales están en rojo y que recién ayer el gobernador Francisco Pérez pudo confirmar que el 20 de diciembre pagará los aguinaldos de los estatales. Pérez tendrá que hacer un esfuerzo para conformar a los policías.

Aparte de lo salarial el reclamo también está centrado en otras cuestiones que hacen al desarrollo diario de la actividad. En ese sentido Alcalde indicó que los vehículos están en condiciones deficientes y que muchos policías trabajan en condiciones deplorables.

Por ahora reina la incertidumbre en el sector. Si bien Alcalde confía en que los policías esperarán la respuesta del lunes, nadie puede garantizar que hasta esa fecha haya paz en la provincia. De hecho Mendoza está en alerta y se han reforzado los patrullajes en supermercados, zonas comerciales y barrios conflictivos por temor a los saqueos.

Desde el Ministerio de Seguridad indicaron que por ahora todo está tranquilo y que no hay novedades respecto de este tema.

La reunión del lunes será a las 9 en la sede de Amuppol, ubicada en la calle Rioja 951 de Ciudad. Mientras tanto la alarma por esta situación seguirá encendida.

Te Puede Interesar