sábado 26 nov 2022
mes de elecciones

Italia: la suba del precio del gas se mete en la campaña

El 25 de septiembre, Italia va a elecciones tras la renuncia del primer ministro, Mario Draghi. La suba del gas es uno de los ejes principales de la campaña.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
29 de agosto de 2022 - 09:10

La suba del precio del gas registrada en las últimas semanas a causa de la guerra en Ucrania se convirtió en uno de los ejes centrales de la campaña electoral que atraviesa Italia de cara a los comicios del 25 de septiembre, con propuestas desde la centroizquierda y la derecha de una "pausa" en las discusiones para encontrar una solución a los aumentos.

"Hace falta una pausa en la campaña electoral (para) que los partidos podamos hablar de energía y las boletas de gas y luz", planteó el líder de Acción Carlo Calenda, convertido en el mayor exponente del denominado "Tercer Polo" que busca romper la polarización entre las coaliciones de centroizquierda y de derecha que predominan en las encuestas.

A partir de la guerra y luego de algunas restricciones en la provisión de parte de los países en conflicto, el gas podría duplicar su precio en las próximas semanas, según un informe de la consultora Consumerismo, con consecuencias inmediatas para las empresas y familias de cara al inicio del invierno.

En ese marco, y mientras el premier aún en funciones administrativas Mario Draghi evalúa destinar una partida extra al presupuesto para hacer frente al aumento de los precios de la energía, desde la derecha apoyaron la idea de Calenda de un "armisticio".

"Sin frenar la campaña electoral, pero tenemos que hacer una llamada, un zoom, para encontrar una solución compartida", admitió el líder de la derechista Liga Matteo Salvini en declaraciones que reproduce hoy el diario Repubblica.

Salvini llamó a considerar la posibilidad de establecer precios máximos a los aumentos de gas y luz, como hizo Francia al poner un techo del 4% de suba, una medida que tendría un costo fiscal de 30.000 millones de euros.

Desde la centroizquierda, el secretario general del Partido Democrático Enrico Letta pidió esperar "las iniciativas que tomará el Gobierno de Draghi", que pese a haber renunciado a mediados de julio se mantiene en funciones hasta que las elecciones del mes que viene determinen un nuevo premier.

"Le toca a Draghi, incluso habiendo renunciado, tomar la iniciativa", expuso el vicepresidente de la centroderechista Fuerza Italia, Antonio Tajani, al proponer que las familias y empresas paguen lo mismo que el año pasado y el Estado ponga la diferencia con las boletas que empiezan a llegar con aumentos.

Fuente: Télam

Te Puede Interesar