Caos y tragedia en la Península Arábiga

¡Imágenes impactantes!: tormentas extremas azotan Dubái y Omán

En Dubái, las fuertes lluvias inundan calles, aeropuertos, mientras que el temporal dejó 18 muertos en Omán. Un pronóstico desolador.

La furia de la naturaleza se desató en Emiratos Árabes Unidos y su país vecino, Omán, dejando tras de sí escenas de caos y tragedia. Desde la tarde del lunes, Dubái se vio sorprendida por una tormenta que transformó sus calles en ríos y sumieron al Aeropuerto Internacional de Dubái en el caos.

En medio de este panorama desolador, las declaraciones de testigos oculares dan cuenta del caos reinante: "Fue como si de repente estuviéramos en medio de una película de desastres naturales. Nunca habíamos visto algo así", expresó Ahmed, residente de Dubái.

Embed

La situación no fue menos grave en Omán, donde al menos 18 personas perdieron la vida a causa de las inundaciones, según reportes del Comité Nacional de Gestión de Emergencias. Entre las víctimas, se encontraban 10 niños, arrastrados por la corriente junto a un adulto. La localidad de Samad al Shan fue una de las más afectadas, con equipos de emergencia luchando por encontrar a los desaparecidos entre el barro y los escombros.

Medidas de emergencia por el fuerte temporal y pronósticos preocupantes

Ante la magnitud del desastre, las autoridades emiratíes y omaníes se vieron obligadas a tomar medidas urgentes. En Dubái, camiones cisterna fueron movilizados para despejar las vías inundadas, mientras que se ordenó el cierre de escuelas y el trabajo remoto para los empleados públicos.

Embed

Sin embargo, las perspectivas meteorológicas no son alentadoras. Se estima que las lluvias podrían continuar durante las próximas horas, con pronósticos que indican acumulaciones de hasta 128 mm para el día. En este contexto, la población de la región permanece en alerta máxima, consciente de que la furia de la naturaleza no da tregua en una región más conocida por su aridez que por sus inundaciones.

En medio de este panorama desolador, las comunidades de Dubái y Omán se aferran a la solidaridad y la esperanza, mientras lidian con las devastadoras consecuencias de un fenómeno climático sin precedentes en la región./Clarín.

Embed

Te Puede Interesar