En Plaza San Pedro

El Papa preside el funeral de Benedicto XVI, en una ceremonia inédita

Francisco encabezará el funeral de Benedicto XVI en una ceremonia inédita en la historia moderna: primera vez que un Papa en funciones despide a uno emérito.

El Papa Francisco presidirá en la Plaza San Pedro el funeral del pontífice emérito Benedicto XVI, quien murió el pasado sábado en el Vaticano a los 95 años. Se trata de una ceremonia inédita en la historia moderna de la Iglesia que estará marcada por un fuerte operativo de seguridad y para la que se esperan miles de fieles.

Francisco presidirá este jueves la misa de funeral de su antecesor Joseph Ratzinger- el Papa elegido en 2005 y que renunció al pontificado en 2013- en la primera ceremonia de la modernidad en la que un pontífice en funciones despide a uno emérito.

El papa emérito Benedicto XVI marca un estilo de gobierno en el Vaticano

El cuerpo de Ratzinger, que desde el lunes recibió el último adiós de casi 200.000 personas en la Basílica de San Pedro, será luego depositado en una de las criptas del subsuelo de la Basílica, dentro de un triple ataúd de ciprés, zinc y madera, en el que será enterrado junto a un "rogito", un pergamino con los puntos altos de su pontificado, y las medallas y monedas emitidas por el Vaticano en sus años como obispo de Roma.

La celebración de las exequias del Papa emérito seguirá el modelo habitual para las de un Pontífice reinante, con algunos elementos originales, adaptaciones y otros elementos ausentes, informó el portavoz papal Matteo Bruni.

En ese sentido, Bruni precisó que no se realizarán las súplicas finales de la diócesis de Roma y de las Iglesias orientales, propias de un Papa reinante, y las lecturas, en español e inglés, también serán diferentes.

La primera de las cinco oraciones de los fieles, en alemán, será "por el Papa emérito Benedicto, que se ha dormido en el Señor: para que el Pastor eterno lo acoja en su reino de luz y de paz", mientras que las otras peticiones serán en francés, árabe, portugués e italiano, de acuerdo al libreto de la celebración al que tuvo acceso Télam.

Otra de las diferencias entre la ceremonia de este jueves y las que se realizan en caso de muerte de un Papa en funciones es que el Vaticano no decretará feriado de sus oficinas, que permanecerán abiertas con un sistema de guardias, más allá de que algunos de los trabajadores quieran asistir a la celebración.

Tras la misa del funeral, Francisco presidirá el rito de la Ultima Commendatio (la última recomendación) y la Valedictio (la despedida), con el que el cuerpo de Benedicto XVI quedará ya dentro de la cripta en la que antes estuvo Juan Pablo II.

Ya que no se trata de la despedida de un Papa en funciones, en los funerales de Benedicto XVI habrá solo dos delegaciones oficiales: la italiana, encabezada por el presidente Sergio Mattarella, y la alemana, con el presidente Frank-Walter Steinmeier y el canciller Olaf Scholz.

El portavoz papal Matteo Bruni informó que hay acreditados más de 1.000 periodistas de todo el mundo para la ceremonia inédita en la historia moderna de la Iglesia en la que un Papa en funciones despedirá a uno emérito.

Fuente: Télam

Te Puede Interesar