Tensión en Brasilia

Brasil: 130 personas detenidas y las fuerzas retoman el control de las sedes públicas

La Policía recuperó el control de los edificios de los tres poderes y la situación de a poco se normaliza en Brasil. Cientos de manifestantes fueron arrestados.

Fuentes de la Policía Civil de Brasilia dijeron que varios ómnibus con detenidos que habían participado de los actos de vandalismo en la invasión a los edificios públicos fueron llevados a las comisarías de la capital.

De acuerdo a medios locales, el interior del Congreso, el Supremo Tribunal Federal y el Palacio del Planalto fueron desocupados luego de una operación que contó con la tropa de choque y el lanzamiento de gases lacrimógenos desde helicópteros, convirtiendo Brasilia en una plaza de guerra a raíz de la acción de los seguidores de Bolsonaro, que piden un golpe de Estado.

Brasil, Brasilia, ataques, sedes públicas, invasión, bolsonaristas
Las fuerzas de seguridad de a poco retoman el control de los edificios públicos en la capital de Brasil, Brasilia

Las fuerzas de seguridad de a poco retoman el control de los edificios públicos en la capital de Brasil, Brasilia

Los edificios de la corte y el Planalto fueron retomados por la policía, aunque todavía quedaban manifestantes frente al Congreso Nacional.

El gobernador de Brasilia, Ibaneis Rocha, pidió "disculpas" a Lula por el fracaso del operativo de seguridad que organizó el recién despedido secretario de Seguridad Anderson Torres, exministro de Bolsonaro. Por ello, Lula decretó la intervención federal por un mes de la seguridad de Brasilia.

Entre los detenidos se encuentran 30 personas que fueron capturadas por la Policía Legislativa cometiendo desmanes dentro del Congreso.

Por su parte, la presidenta del Supremo Tribunal Federal, Rosa Weber, al comentar los destrozos en el edificio de la máxima corte, aseguró que los jueces "no se intimidarán y actuarán para sancionar a los terroristas".

Cómo se recuperó el control de los edificios públicos en Brasilia

Policías y militares, en algunos casos con la utilización de gases lacrimógenos, y tanto caballos, como móviles y medios aéreos retomaron varios sectores de los edificios que habían sido tomados por miles de simpatizantes radicalizados, los cuales causaron destrozos de instalaciones y moviliarios.

En primer lugar se logró retomar la sede de la Suprema Corte Federal, después el Congreso y por último el Planato, la sede del Ejecutivo, todos ellos en forma parcial por el momento. Poco antes, el presidente del Congreso de Brasil, el senador Rodrigo Pacheco, había pedido castigar de forma "urgente" y con el "rigor de la ley" a los radicales bolsonaristas.

https://twitter.com/rodrigopacheco/status/1612154438407585792

El senador informó de que está en "contacto permanente" con el gobernador del Distrito Federal de Brasilia, Ibaneis Rocha, quien le aseguró que "está concentrando los esfuerzos de todo el aparato policial" para "controlar la situación".

"En la acción, están empeñadas las fuerzas de seguridad del Distrito Federal, además de la Policía Legislativa del Congreso", añadió Pacheco.

Te Puede Interesar