TV

Gran Hermano: Ariel se desnudó en el patio y Alfa lo enfrentó

El nuevo participante volvió a generar el enojo del mayor de los hermanitos por una controvertida actitud

Con el correr de los días la convivencia entre Walter Alfa Santiago y Ariel Ansaldo se va tornando cada vez más difícil. Es que el parrillero parece estar empeñado en incomodar al mayor de los participantes de Gran Hermano cada vez que se le presenta la oportunidad. Y esto quedó en evidencia este lunes, cuando decidió cambiarse el traje de baño en medio del patio y sentado sobre uno de los sillones de la mesa exterior.

Es verdad que el reality de Telefe es un juego en el que la premisa número uno es la falta de intimidad. Y que, estén en el rincón de la casa que estén, los concursantes siempre son tomados por las cámaras del programa. De manera que, para los televidentes, es lo mismo que se cambien de ropa en cualquier lugar, por lo que la mayoría lo hace tratando de taparse con alguna prenda. Sin embargo, para los que están dentro del concurso, resulta chocante que alguien no tenga ningún prurito en desvestirse en frente de todos.

Embed

Tras haber sido salvado de la eliminación en la gala del lunes, en la que terminó abandonando la casa Coti Romero, Ariel decidió disfrutar de una tarde de pileta. Y, después de nadar un rato, se dirigió a la galería, dónde se quitó la malla, se sentó y, cubriendo sus partes íntimas con una toalla, procedió a ponerse un short seco sin preocuparse por quienes lo miraban a su alrededor.

Alfa de Gran Hermano, indignado

Indignado frente a esta situación, Alfa no se quedó callado. “Puaj... Loco... en pelotas en el sillón, que asco me da”, dijo enojado. Luego se dirigió a Maxi Guidici buscando su complicidad . “Mirá cómo pone las bolas en el sillón. Puaj... en pelotas en el sillón, qué asco, qué asco que me da”, protestó. Pero el cordobés siguió con su rutina de entrenamiento sin darle mayor importancia a la situación.

Así, después de pararse como para ingresar a la casa, Alfa se dirigió al nuevo participante y lo increpó: “Hay que cambiarse en el baño. No podés estar en bolas en el patio...”. Pero Ariel le respondió con un lacónico: “No me hinchas las bolas”. Entonces, cada vez más molesto, el exvendedor de autos le retrucó levantando el tono de voz: “No, no hincho las bolas... es una cuestión de convivencia. Estás en bolas en una silla que después usan todos. No me gusta usarla”.

Cabe recordar que, en la última edición del programa Santiago del Moro había alentado a Ansaldo a cocinar ya que él había asegurado que era un chef profesional. Pero está claro que Alfa no está dispuesto a cederle su lugar ni en la cocina ni en la vivienda. “Te pido un favor, a mí no me gusta que me usen. Si esto fuera mi casa, te echo. Como esta no es mi casa, no te puedo echar”, le había dicho a los pocos días de su entrada al reality.

Y luego agregó para dejar en claro su mala onda con el recién ingresado: “Soy clarito y soy así. No me hables. No me interesa que me hables. No me interesa tener ningún tipo de relación con vos Ya sé que tengo 60 años y bien puestos los tengo. Muy bien vividos. Como un capo los viví los 60 años. Si viene alguno y se quiere hacer el vivo, lo saco cag... no me gusta que nadie me use. No me hables, hacé de cuenta que no existo y ya”. / TeleShow

Te Puede Interesar