domingo 31 jul 2022
Las miradas de Nieri y Mercau

Renuncia de Guzmán: críticas al "no plan" e impacto para Mendoza

La falta de plan económico y apoyo político, desencadenantes de la renuncia de Guzmán. Desde Mendoza piden un sucesor de perfil ortodoxo

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Miguel Ángel Flores 2 de julio de 2022 - 21:16

La renuncia, para muchos esperada, del ministro de Economía, Martín Guzmán, rápidamente tuvo sus repercusiones en Mendoza. Y no tardaron en llegar análisis críticos de su gestión al frente de la cartera, no exentos de la influencia que el factor político tuvo como desencadenante de su salida.

El diputado nacional y ex ministro de Hacienda, Lisandro Nieri, quien se vinculó a Guzmán desde la administración financiera de Mendoza, consideró "imposible ser ministro de Economía con la terrible interna que tenía la coalición gobernante. De hecho, aunque lo destacó como un logro, el acuerdo con el FMI por la reestructuración de la deuda no tuvo el acompañamiento ni lo quiso ejecutar su propio partido".

Al respecto, a su criterio "el descabellado discurso de la vicepresidenta hablando de evasión, con un proyecto como el de Parrilli que termina premiándolos, es parte de una gestión sin programa económico". Y también aseguró no compartir la afirmación del ex ministro de "que haya hecho bien las cosas. El acuerdo se incumplió. Y el gran problema de nuestra economía no es solo por la pandemia o Ucrania".

Lisandro Nieri.

Para el economista Raúl Mercau, también era esperable.

"En general, no es un buen dato, porque al mirar la historia económica uno ve la relación entre crisis política y económica en la cantidad de ministros de Economía que pasaron entre Perón y Macri. Y otro cambio significa crisis", consideró el también decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Champagnat.

Mercau destacó como fortalezas de Guzmán "su formación, la relación con (el premio Nobel de Economía) Stiglitz, la reestructuración que logró de la deuda con el FMI y la relación con (Kristalina) Giorgieva. Aunque su mayor debilidad fue la falta de experiencia en un cargo alto, de tamaña responsabilidad, que terminó jugándole en contra".

La falta de un plan y la reacción de los mercados

Asimismo, Nieri y Mercau coincidieron en que antes y después del acuerdo con el FMI el ahora ex ministro de Economía no logró encausar la economía argentina. Y particularmente domar a una inflación galopante, ni, sobre todo, acallar las críticas por la falta de un plan económico.

"Aún con la reacción esperable de los mercados, la situación puede corregirse rápidamente. Dependerá de la rapidez de Alberto Fernández para designar a su sucesor para que no se dispare más los 2.500 puntos del riesgo país", señaló Nieri, para quien, además, "sin acuerdo dentro de la alianza gobernante ni centralizar la política económica como un todo se podrá avanzar".

Asimismo, el diputado nacional consideró que si quien suceda a Guzmán "insiste en que la emisión no genera inflación, tendremos más problemas, porque la economía argentina ya está destrozada. Jubilados, planes sociales, inquilinos, trabajadores, todos están pagando el desorden fiscal que deja Guzmán: no puede dar como positivo que siga aumentando el gasto, que duplicó su participación del PBI, como dice su carta de renuncia".

Raúl Mercau.

Para Mercau, "nunca dio la sensación de tener un plan, si una estrategia: arreglar la deuda, tanto el fondo como con los acreedores privados, lo que si bien fue un buen acuerdo, se demoró mucho. Ni siquiera después del acuerdo lo tuvo, y tampoco logró atar un apoyo político, aunque contara con el de Alberto Fernández, que también fue debilitándose".

De ahí que según el economista no fue un factor político o económico, sino "un combo" lo que desencadenó su salida, "pero el detonante resultó cuando Cristina empieza a criticarlo y hablar con Melconian o Redrado. Así, los méritos propios ya no le alcanzaban".

¿Qué puede pasar ahora con los indicadores económicos? Crece el riesgo de una devaluación y es inexorable el camino hacia la híper?. Ambos analistas desde Mendoza piden un próximo ministro de perfil ortodoxo para sustituir al ex ministro Guzmán.

"Como siempre, el mercado siempre descuenta lo que va a pasar: caso dólar blue, renta fija y bonos en pesos. (de Puede haber una reacción negativa, tanto en mercados de bonos como de dólar. Y tenemos elementos que nos ponen al borde de una híper, porque el Central no tiene reservas, aunque a diferencia del 2002 ahora Argentina tiene al FMI detrás".

Impacto para Mendoza

En cuanto a la situación financiera de Mendoza, restará ver cuál sea el rumbo del sucesor de Guzmán para dilucidar el futuro. Particularmente luego de que se reconociera un superávit corriente pero un alto compromiso de deuda en dólares para 2023, que puede nublar el horizonte si hay una devaluación.

Sin embargo, para Nieri la provincia "no es ajena a las complicaciones macroeconómicas. Aun así no tiene necesidad de endeudarse, en la medida que mantenga superávit corriente. Y de ninguna forma debería reestructurar su deuda porque hay pesos para pagar la deuda en dólares, aunque si se viene una devaluación estaremos más complicados".

Mercau concuerda con que la suerte de Mendoza, asuma quien asuma en lugar de Guzmán, está atada a la del país. "Es una economía totalmente abierta, es decir, tomadora de precios. O sea, muy vulnerable a un shock externo ampliado. El Gobierno tiene pocos elementos para afrontar un escenario disruptivo, como el que puede venir; la única ventaja: una solución sistemica, como la pesificación a la salida de la convertibilidad".

Te Puede Interesar